Cómo adelgazar más rápido nadando

Es normal que al pensar en ejercicios o rutinas para bajar de peso siempre vengan a la mente las mismas actividades. Piensas en el cardio, las pesas o el kick boxing. Sin embargo, hay una actividad más tranquila y relajante que puedes practicar. Se trata de la natación. Si quieres saber cómo adelgazar más rápido nadando, deberías leer esto…

No todo se lo dejes a la natación

Es cierto que la natación es un deporte o ejercicio que además de ayudarte a bajar de peso también beneficiará a tus articulaciones. Incluso te sentirás menos estresada a lo largo de tu jornada laboral. No obstante, no puedes dejarle todo el trabajo a tu rutina de natación. Para ver mejores resultados más pronto, cambia tu estilo de vida. Por ejemplo, necesitas dormir ocho horas diarias, comer por lo menos cinco veces al día. Recuerda que tu dieta debe estar balanceada y  orientada por un nutricionista.

Comienza con una rutina para aumentar tu resistencia

Si algo te exige la natación es resistencia física. Recuerda que todos tus músculos trabajan para darte equilibrio y estabilidad mientras nadas. Por tanto, cuando eres inexperta te cansas en menos de cinco o diez minutos. Lo más indicado es comenzar de manera gradual. Por ejemplo, nada durante cinco o diez minutos y luego descansa un minuto. Cada día puedes aumentar un par de minutos, de esa forma tu condición será la idónea para un entrenamiento fuerte que te ayude a bajar de peso.

Entrenamiento con intervalos

Cuando tengas mejor condición física, lo mejor será continuar con un entrenamiento con intervalos. Por ello comienza nadando de forma medianamente intensa durante cinco minutos. Luego, nada lo más rápido que puedas durante otros cinco minutos. Después, modera tu intensidad alrededor de cinco minutos más y tras ello toma un descanso. Repite esta rutina otras dos veces. Si no lo consigues, con una repetición más será suficiente. Recuerda que debes hacerlo diariamente y en un mes comenzarás a ver resultados.

Este video te puede gustar