Cómo comer sano sin obsesionarte

Para comer sano no es necesario alejar todos los alimentos, es cuestión que sepas elegir cuales sí y cuales no. Los antojos y tentaciones siempre estarán presentes pero la elección dependerá de ti. Si tu meta es bajar de peso, reducir tallas o mantenerte en un peso saludable, para tener una vida sana, es importante que sepas cómo hacerlo sin sufrir. Un estilo de vida saludable no debe ser un suplicio, sino motivo de disfrute. La mayoría de las personas lo persigue, pero pocos lo logran.

¿Cómo tener una vida sana?

Además de ejercitarte y dormir tus ocho horas diarias, necesitas una dieta equilibrada, completa, y suficiente. Con esto no estoy diciendo que elimines todos los alimentos de tu dieta, simplemente que sepas elegir. Cuando se trata de comer, puedes elegir entre los diferentes grupos de alimentos, pero no abuses de la cantidad. No llenes tu plato de mucha comida, es lo peor que puedes hacer. Elimina los alimentos grasosos, fritos, capeados, industrializados, chatarra porque no te benefician en nada. Si el antojo es muy grande, trata de comerlo de vez en cuando. Eso sí, procura que en tu plato jamás falten las verduras y ensaladas.

Ingiere líquidos

No confundas el agua con jugos de caja y refrescos, estos solo te aportarán azúcar. Sé que es difícil dejar esa clase de líquidos, pero esos productos solo tienen calorías vacías sin nutrientes. Si no te gusta el agua natural, prepara agua de frutas frescas sin azúcar o té. El punto es que dejes los químicos por lo natural, comienza poco en poco y notarás grandes beneficiosos en tu cuerpo.

¿Cuando hay que comer?

Calma la ansiedad, no permitas que esta o el estrés te hagan comer de más. Si tienes hambre, toma un tentempié. Elige pasas, arándanos, nueces, almendras o frutos secos para aplacar el hambre, además de beber agua. Siempre lleva en tu bolso alimentos para cuidar de ti y, sobre todo, no dejes pasar mucho tiempo sin comer.

¿Qué haces tú para comer sanamente?

Este video te puede gustar