Clamidiasis: la ETS que contraen 131 millones de personas al año

La clamidiasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) provocada por una bacteria. Puede infectar tanto a los hombres como a las mujeres. Esta ETS es bastante común en los países desarrollados. Por lo general es curable y se trata con antibióticos. El problema es que cada vez es más difícil tratarla porque algunos antibióticos están perdiendo eficacia a raíz de su uso indebido o excesivo. Debido a esto, se calcula que cada año 131 millones de personas contraen clamidiasis. ¡Muchísimo! ¿Cierto?

¿Cómo se contagia?

La clamidiasis se contagia al tener relaciones sexuales anales, vaginales u orales  sin protección, con una persona que tenga esta infección. Además, las personas jóvenes sexualmente activas representan el grupo de mayor riesgo. Una mujer embarazada que ya tenga la infección puede contagiar a su bebé durante el parto.

¿Cómo la reconozco?

Por lo general no causa síntomas, pero en caso de tenerlos suelen ser: necesidad urgente de orinar, ardor o picazón al orinar y flujo vaginal espeso y amarillento. También manchas o sangrado fuera de la menstruación, sangrado durante o después de las relaciones sexuales, dolor durante las relaciones sexuales o en el abdomen o la pelvis. Recuerda que si te suenan alguno de estos síntomas, lo mejor es que acudas a tu médico. O si tienes varias parejas sexuales, siempre usa protección y hazte chequeos de manera cotidiana.

¿Y si no se trata?

Si no se diagnostica y no se trata, esta ETS pueden provocar graves complicaciones y problemas de salud a largo plazo, sobre todo para las mujeres. Estas complicaciones incluyen enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico y aborto. También infertilidad tanto en hombres como en mujeres. La clamidiasis también puede duplicar o triplicar el riesgo que corre una persona de infectarse por el VIH. Una ETS no tratada durante el embarazo aumenta el riesgo de  muerte neonatal.

Este video te puede gustar