Clamidiasis: enfermedad sexual que debes conocer a fondo

La clamidiasis es una infección que comúnmente no presenta síntomas. Se podría decir que es silenciosa, como muchas otras, pero ¿cómo saber si la padeces? La bacteria es fácil de eliminar, siempre que sea a base de antibióticos y que sigas el tratamiento completo, porque si interrumpes el medicamento lo más probable es que la bacteria cobre fuerza y sea más difícil erradicarla. ¡Conoce todo acerca de esta usual enfermedad!

Clamidiasis: una enfermedad común 

La clamidiasis es una enfermedad común que se contrae por el contacto sexual. La bacteria proviene del semen, el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales. La infección se puede desarrollar en la vagina, pene, ano, ojos, garganta y uretra. Las personas que son portadoras de la bacteria suelen no tener síntomas, creyendo que todo se encuentra bien. La clamidia es tan silenciosa, que es necesario someterse a pruebas de ETS para detectarla y combatirla con antibióticos bajo la supervisión de un médico.

Maneras de contraer la bacteria

La clamidia se contagia a través de las relaciones sexuales. Exista o no eyaculación, la persona que porta la bacteria te contagiará por contacto. La forma más común es por medio del sexo vaginal, oral y anal. Rara vez ocurre mediante el contacto con los ojos y manos. Una mujer embarazada infectada puede trasmitir la enfermedad al bebé. Compartir alimentos y bebidas, dar un beso o usar el mismo baño no son fuentes de propagación.

Síntomas

Cuando presenta síntomas estos comienzan a manifestarse en un periodo de una a tres semanas después de tener relaciones con la persona infectada. Los síntomas son: sangrado vaginal, dolor abdominal, molestias al orinar, dolor durante el sexo y escurrimiento vaginal. Si presentas alguno de los síntomas acude al médico lo antes posible.

¿Has padecido una ETS?

Este video te puede gustar