Tu cerebro puede estar saboteando tu dieta este verano

¡Te lo juro! No es por desmotivarte, pero, aunque no lo creas, el cerebro es un órgano sumamente complejo que a veces reacciona de maneras inesperadas ante ciertos hábitos de alimentación. Lo que deseo explicarte es de qué manera tu cerebro puede estar saboteando tu dieta este verano. Así puedes tomar medidas al respecto y ser feliz con tu mente y tu cuerpo.

Los efectos que tiene tu dieta sobre tu cerebro

En pocas palabras, todo lo que consumes tiene un impacto en tu cerebro. Por eso cuando dejas de consumir ciertos alimentos tu cerebro es capaz de sabotearte, y en vez de bajar de peso ¡subes algunos kilos! En efecto, no tiene sentido, pero a continuación te explico a detalle.

¿Qué onda con las grasas que consumes?

Es importante aclarar que existen dos tipos de grasas: las buenas y las perjudiciales. Cuando consumes estas últimas, también conocidas como grasas saturadas, diversas funciones de tu cerebro sufren alteraciones. Por ejemplo, hay una disminución de la memoria a largo plazo, y del desempeño cognitivo. Puedes encontrar estas grasas malas en alimentos de origen animal.

Los azúcares

 Debes tener en cuenta que la mayoría de los alimentos procesados y empaquetados no contiene azúcar real. Es un químico que no te nutre en lo absoluto y en cambio tiene un poder adictivo. ¿Y dónde crees que se genera esa adicción? Sí, en el cerebro. Es decir, cuando comes esa barra de cereal que promete ser nutritiva, en realidad te estás volviendo adicta a ella. En consecuencia, querrás consumir más ese producto que resulta dañino para tu salud. Por eso te recomiendo la azúcar morena y los productos 100% naturales y de preferencia hechos en casa.

Ahora que ya sabes cómo tu cerebro puede estar saboteando tu dieta, no caigas en tentaciones y cuida más tu alimentación.

Este video te puede gustar