Cada cuanto tienes que hacerte una prueba de VIH si tienes vida sexual activa

Vamos a hablar de algo que muchas veces nos causa conflicto. Las pruebas para detectar enfermedades sexuales, durante mucho tiempo han sido un tabú. Sin embargo hay que estar bien conscientes de que es necesario hacértelas, sobretodo con el VIH ya que puedes sentirte sana, pero los síntomas podrían llegar mucho tiempo después. Una prueba de VIH puede salvar tu vida.

¿Con qué frecuencia te deberías hacer la prueba de VIH?

La frecuencia con la que debes hacerte la prueba de VIH depende del riesgo que has corrido en infectarte. Toda persona entre 15 y 65 años debe hacerse la prueba por lo menos una vez. De hecho las mujeres embarazadas también deben hacerse la prueba. Es posible que tengas que hacerte la prueba una vez al año si cumples las siguientes condiciones.

Enfermedades de transmisión sexual más comunes en las personas.

Te tienes que hacer la prueba de VIH una vez al año cuando:

  • Haz tenido sexo sin condón y puede que la otra persona esté infectada.
  • Consumes drogas, especialmente si te las inyectas.
  • Tienes una pareja infectada por VIH
  • Haz tenido alguna enfermedad de transmisión sexual.
  • Tienes sexo con más de una persona.
  • Tienes sexo con personas que no conoces.
  • Eres mujer y tienes sexo con hombres que tienen sexo con otros hombres.

¿Qué hacer cuando tu pareja quiere tener sexo sin condón?

Síntomas del VIH

Sabemos que el VIH es una infección con el virus de inmunodeficiencia humana. Interfiere en la habilidad del cuerpo para combatir virus, bacterias y hongos que provocan enfermedades y pueden provocar SIDA. Una enfermedad crónica que puede poner en riesgo tu vida.

Es posible que al contraer el virus no te des cuenta. Algunas personas infectadas tienen una enfermedad similar a la gripe semanas después de contraer el virus. La única forma de corroborar si tienes VIH es mediante un análisis.

Algunos de los signos y síntomas iniciales del VIH son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Erupción cutánea
  • Fatiga

Estos síntomas desaparecen en una semana o un mes y, a menudo se confunden con cualquier otra infección vírica. Durante este periodo el contagio es muy alto. Los síntomas puede que no se presenten hasta 10 años más tarde cuando la enfermedad ya está avanzada y el virus continua multiplicandose y destruyendo células inmunes.

Cuando la enfermedad ya está avanzada existen otros síntomas

  • Fatiga persistente inexplicable
  • Sudoraciones nocturnas con empapamiento
  • Escalofríos con temblor o fiebre superior a 100,4 °F (38 °C) durante varias semanas
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos durante más de tres meses
  • Diarrea crónica
  • Dolores de cabeza persistentes
  • Infecciones oportunistas e inusuales

Ya que esta no es un enfermedad que se pueda detectar fácilmente, es necesario hacerse los exámenes pertinentes. Finalmente existen tratamientos hoy en día que pueden ayudar a controlar la enfermedad.

Este video te puede gustar