Bye bye, flacidez… con los mejores consejos para tonificar tus brazos

Todas hemos sufrido en algún momento de flacidez en los brazos. A diferencia de otras partes del cuerpo tonificar los brazos es un poco más complicado de lo que parece. Se pueden utilizar pesas para acabar con este mal, pero muchas veces las rutinas son tediosas y aburridas. Por ello te paso una lista de consejos para tonificar tus brazos con movimientos leves y una buena dieta. Dile bye bye a la flacidez con estos consejos para tonificar tus brazos que puedes realizar ya.

Controla las raciones de tu comida

En temas de nutrición, morir de hambre no es una opción. Sin embargo, es cierto que debes racionar bien tus porciones de comida. Cuenta tus calorías y no comas de más. Finalmente, midiendo bien tus raciones podrás tener una vida más saludable y perderás toda esa grasita extra de la que no te puedes deshacer. Bajar tu nivel de grasa corporal te ayudará a combatir la flacidez de tus brazos mucho más rápido.

Reduce la grasa en tu dieta

Empieza a preferir los alimentos menos procesados y a eliminar algunas grasas de tu dieta. Si bien las grasas son buenas para tu organismo, en exceso resultan bastante perjudiciales. Reduce la grasa de tu dieta bajándole a la leche, papas fritas, helados y todos estos alimentos fritos que acostumbras consumir. Es mejor que consumas grasas naturales contenidas en semillas y algunas frutas, como el aguacate. No lo olvides: reduce, no las elimines del todo.

Fondos

Resultado de imagen para arm exercise gif

Este ejercicio es super sencillo; además, puedes practicarlo en la comodidad de tu hogar. Sobre el sillón, la escalera o una silla, colócate de espaldas apoyando tus manos en el mueble. Mantén las piernas flexionadas mientras bajas y subes cargando tu propio peso con los brazos. Este simple movimiento hará maravillas por tus brazos en poco tiempo. Este es uno de los mejores consejos para tonificar tus brazos.

Flexiones

Imagen relacionada

Un ejercicio super clásico pero efectivo. Mantén una buena posición para lograr mejores resultados. Con las palmas de las manos a la altura de los hombros flexiona tus codos manteniendo la espalda bien recta y el abdomen adentro. Si no puedes flexionar hasta abajo, empieza con un leve movimiento, verás cómo con la práctica lo irás logrando poco a poco.

Este video te puede gustar