Usar jabones para la zona íntima… ¿bueno o malo?

 Cuando se trata de higiene, la zona íntima cobra mucha importancia. Por ser tan delicada, no conviene usar cualquier jabón, ya que podría irritarse. Los jabones comunes para el aseo personal suelen contener ingredientes abrasivo que alterarían el pH de la zona V. Para saber cuáles productos son adecuados y cómo usarlos, te presento algunas recomendación que deberás tomar en cuenta. Es importarte recalcar que los jabones no son medicamentos para curar infecciones. Su función es eliminar ciertas bacterias que generan mal olor, irritación o ardor. ¡Aprende un poco más!

¿Bueno o malo?

Aunque muchas mujeres creen que le jabón para la zona íntima es necesario y su uso debe ser constante, no es así. El jabón especial ayuda a que la zona íntima se mantenga fresca y libre de bacterias que causan olores, pero su uso constante puede ser contraproducente. Lo ideal es utilizarlo de vez en cuando y jamás sustituirlo por los jabones corporales comunes. Estos incluyen ingredientes que afectan la mucosa de la vagina. Además, alteran su pH y causan irritación. Los jabones específicos para la zona íntima contienen ácido láctico, que mantienen el equilibrio del pH. Elige aquél que esté libre de perfumes, sosa, cloro y triclosán.

El jabón correcto

 El jabón íntimo debe contener ácido láctico, el cual protege de los microorganismos y bacterias, extracto de manzanilla para suavizar y limpiar, además de aloe vera para proteger. Para lavar adecuadamente la zona debes utilizar el jabón con las especificaciones anteriores, y solo usarlo en el área externa y enjuagar con abundante agua. El uso del jabón es perfecto durante el periodo menstrual, pues evita los malos olores, inflamación e irritaciones. No dudes más, el jabón intimo sí es una opción buena siempre que no lo uses de forma diaria.

¡Cuídate tu salud y tu zona íntima son importantes!

Este video te puede gustar