Bodypainting en embarazadas: lleva el arte en tu vientre

El embarazo es una de las etapas más enternecedoras de la maternidad. Además, es el momento perfecto para crear lazos. Por ello es recomendable hacer actividades en familia. De esa forma todos tendrán más cercanía con el bebé incluso antes de su llegada. Una de estas actividades es el bodypainting, ¿te animas a hacerlo?

Los mándalas son los mejores

Estos diseños representan el equilibrio, la paz y la armonía, por tanto, al realizarlos entras en un estado meditativo. Este te permite concentrarte en lo que realmente debes. Por ello, es una gran opción para tu bodypainting. Puedes realizar un diseño pequeño en el centro de tu abdomen o uno que lo abarque completo. Recuerda que tu creatividad es el límite.

Pinta paisajes en tu vientre

Otra gran idea para decorar tu pancita son los paisajes. Puedes recrear una escena en la playa, el bosque o el mar. Si no llama tu atención, puedes crear diseños con diversos colores. No tienen que seguir un patrón estricto, simplemente siéntate y comienza a dibujar lo que te plazca. De esa forma liberarás tu mente y tanto tú bebé como tu agradecerán el tiempo juntos y el rato de distracción.

Dile a tus pequeños que te ayuden

Como uno de los motivos de esta actividad es la integración de la familia, dile a tus pequeños que te ayuden. De esa forma ellos también participarán y se acercarán a su hermano. Deja que tus pequeños llenen sus dedos pintura y que dibujen libremente todo lo que quieran y se les ocurra.

Otras opciones de bodypainting que podrías considerar

Si no te agrada la idea de pintar tu piel por las reacciones alérgicas a la pintura, la opción es una sesión de fotos. Te divertirás de la misma forma y tendrás un recuerdo físico de esos momentos.

Este video te puede gustar