Belly painting: un hermoso recuerdo de tu pancita de embarazada

El belly painting para embarazadas está de moda. Se trata de una forma en la que las futuras mamás convierten su piel en un lienzo y pintan su panza con diferentes diseños con el fin de tener una sesión de fotos para su álbum del recuerdo. Si quieres convertir tu pancita en una obra de arte, solo tienes que pintarla y luego puedes presumir tus fotos en Facebook o Instagram. Antes de hacerlo verifica que vayas al lugar correcto para que no te pongas en riesgo o puedas afectar a tu bebé. Las pinturas que vayan a utilizar para el belly painting deben ser hipoalergénicas y, de preferencia, de origen vegetal.

Hechos por papá

Un detalle muy lindo para recordar tu embarazo es que sea tu pareja quien se encargue de hacer tu belly painting en casa. Pueden optar por diseños relacionados con algún personaje que les guste a ambos, o bien, pintar frases alusivas al amor de los dos hacia su bebé.

Niño y niña

 

Si aún no sabes qué género es tu bebé, también hay opciones para ti. Ya sea que te dibujen una representación de ecografía, un paisaje, flores o un personaje con los colores rosa o azul. Las opciones son infinitas, todo depende de tu imaginación.

La sesión

 

Es posible realizar la sesión de belly painting entre la semana 25 y 35 de embarazo. Te recomiendo que, de preferencia, sea durante los dos últimos meses de gestación que es cuando tu vientre está más redondo y crecido y se convierte en el lienzo ideal para una obra de arte. Además, es el momento ideal porque en esta etapa el pintor podrá hacer su trabajo más fácilmente y el dibujo lucirá mucho mejor.

La pintura

Las pinturas que se usan en el belly painting son pinturas especiales, con base de agua, no tóxicas y con pigmentos naturales para evitar alergias en la piel. Tampoco tienen perfume y no contienen sustancias tóxicas que perjudiquen a tu bebé, se retiran fácilmente con agua y jabón. Debes saber que una sesión de belly painting dura entre una y tres horas.


Este video te puede gustar