Cómo bajarle a las grasas sin morir de hambre

¿Con ganas de bajarle a las grasas pero te da miedo morir de hambre? Muchas personas tienen la idea errónea de que para lograr su objetivo tienen que dejar de comer. También se cree que no deben consumirse carnes, únicamente frutas y verduras. Estos consejos te ayudarán a reducir el consumo de grasas sin hacer cambios drásticos en tu dieta.

Consume más carnes magras

¿Eres de las que come muchas carnitas de puerco o la rica barbacoa los domingos? Es hora de hacer un ligero cambio en tu dieta. Si quieres bajarle a las grasas sin morir de hambre, lo mejor es reemplazar la carne de cordero, puerco o vaca, por la de pollo, otras aves y pescado. Estas son carnes magras y contienen menos grasa que las demás.

Quítale la piel al pollo de tus platillos

La piel del pollo contiene mucha grasa, pero cuando te lo sirven así, sueles comerte todo. Para no tener este deseo, lo mejor es quitarle la piel. El pollo es más saludable cuando está asado o a la plancha, puedes condimentarlo para darle más sabor. Acompaña tu platillo con verduras al vapor o un puré de papa. De esta manera consumirás todas las vitaminas y nutrientes que tu cuerpo necesita.

Agrega más vegetales a tu dieta

¿Cuántas veces a la semana consumes vegetales? Tampoco se trata de que reemplaces todos tus alimentos por verduras. Solo añade un poco más de ellos a tu dieta, esta es una buena forma de bajarle a las grasas. En serio, los vegetales serán un complemento excelente en tus platillos de todos los días. No se vale echarles queso o mayonesa, porque se pierde todo lo saludable.

Reduce tu consumo de alimentos fritos

No estoy diciendo que te olvides de las papas fritas para siempre, únicamente reduce su consumo. Empieza comiéndolas una vez por semana, después cada dos semanas y posteriormente una vez al mes. Tienes que acostumbrar a tu cuerpo a los cambios que le harás a tu dieta. Si renuncias abruptamente a los que comías, lo más seguro es que quieras regresar a tus viejos hábitos.

Este video te puede gustar