¿Bajar de peso tomando agua?, ¡sí es posible!

Para muchas chicas es importante llevar una vida fitness pues están comprometidas con su salud. Por ello siempre buscan métodos, dietas y rutinas sanas para bajar de peso. Sin embargo, tras un tiempo todo parece lo mismo y, por tanto, ven poco progreso, sobre todo cuando se trata de perder peso. No te preocupes por ejemplo puedes bajar de peso tomando agua, aunque no lo creas.

Toma agua por las noches

Durante la noche nuestro cuerpo se regenera y en gran medida elimina las toxinas que se alojan en él. Por ello es recomendable que tomes un vaso de agua antes de dormir. De esa manera aceleras los procesos de regeneración e hidratas tu cuerpo en general. Así mismo es recomendable beber un vaso de agua por las mañanas para estimular tu sistema digestivo.

Procura beber agua durante el día

Es importante que tomes agua a lo largo del día para evitar la retención de líquidos. Además, te hará sentirte saciada más rápido, en consecuencia, tendrás menos antojos y tus raciones de comida no se desequilibrarán. Tampoco podemos olvidar que nos mantiene activas y más despiertas de lo usual.

Bajar de peso tomando agua en cada comida

De nada sirve que tu dieta sea balanceada e ingieras alimento por lo menos cinco veces al día si tomas refresco. En este sentido es muy importante que bebas agua natural con cada una de tus comidas. De esa forma aceleras tu proceso de digestión y quemas grasa. Si no estás acostumbrada puedes comenzar a tomar agua de frutas sin azúcar. Poco a poco comienza a tomar agua natural y verás que en poco tiempo abandonas el refresco para siempre.

Dieta y ejercicio

Todas sabemos que no las dietas milagro no te dan resultado y si lo dan, duran poco porque después viene el rebote. Tampoco hay rutinas de ejercicio que te hagan bajar de peso en un dos por tres. Por ello necesitas ser constante, tanto en tu alimentación como en tu programa de entrenamiento. Ambas deben ser modificadas conforme a tus avances y necesidades.

Este video te puede gustar