Bailar te hace más feliz, la ciencia lo respalda

Bailar es una de las actividades más divertidas y relajantes que podemos practicar en pareja, en grupo o solas. Además, recordemos que mediante nuestro cuerpo liberamos y expresamos distintas emociones y sentimientos. Por ello, el baile se convierte en una válvula de escape mediante la cual el fantasma de las enfermedades se alejan de nuestro cuerpo. ¿Quieres saber cuáles?

Bailar es un buen tratamiento contra la depresión

La Uiversidad de Derby realizó un experimento con algunos pacientes con síntomas de depresión,  ansiedad y deseos constantes de aislarse. Durante tres meses, los pacientes asistieron a clases de  salsa. Aunque al principio parecía no haber mejoría alguna, tras el primer mes, los chicos comenzaron a mejorar. Tuvieron menos pensamientos negativos, disminuyeron los periodos de ansiedad y su concentración mejoró considerablemente.

 Dale alegría a tu cuerpo

El estudio de la Universidad de Derby no concluyó con los pacientes de depresión. También se dieron a la tarea de entrevistar a mil personas con el fin de determinar los efectos del baile en su vida diaria. Mediante los resultados concluyeron que las personas más felices y satisfechas tanto con su vida como con sus relaciones laborales y personales fueron aquellas que bailaban constantemente. En este grupo se encontraban tanto los bailarines profesionales como aquellos que sólo lo hacían por diversión.

 Más bailas + feliz eres

Cuando bailamos, nuestro hipotálamo comienza a liberar endorfinas, las cuales son neurotransmisores que inhiben el dolor y el estrés. En cambio, nos hacen sentir, felices, tranquilos y excitados. Así mismo, está comprobado que el ritmo activa nuestros circuitos motores y mejora nuestra coordinación motriz fina y gruesa. Todos estos beneficios se magnifican cuando nos movemos de manera armónica con el ritmo de la música. ¿Has sentido esa placentera sensación cuando bailas sin equivocarte? Pues es tu cuerpo que responde positivamente a los estímulos de la música.

¿Qué estás esperando para irte a bailar?

Este video te puede gustar