Ayuda a dormir a tu hijo con estos alimentos

Cuando te conviertes en mamá es normal que no sepas qué hacer ante algunas circunstancias. Cuando tu pequeño no puede dormir es una de ellas, entonces debes saber que hay varios factores que afectan su sueño. La buena noticia es que hay alimentos que lo ayudarán a tener un sueño reparador. También hay otros que tienen el efecto contrario, por lo que debes ser precavida para no lo afecten.

Alimentos dañinos para el sueño de tu hijo

Muchas personas relacionan una cena abundante con malestar o insomnio y en los niños llega a provocar una fase de sueño activo. En ésta, sueña demasiado y a veces se presentan pesadillas. Por lo tanto, es recomendable que evites que coma ciertos alimentos por la noche para que no sufra indigestión.

  • Alimentos muy condimentados, pues provocan dolor estomacal.
  • Grasas, evitan que el sueño sea reparador. Dormir y hacer la digestión requieren gran cantidad de sangre, por lo que realizar ambas funciones al mismo tiempo no tendrá buen resultado.
  • Beber estimulantes, como chocolate o refresco. El sistema nervioso se mantendrá alerta y el sueño no llegará.

Lo que debe cenar un niño para poder dormir

La cena debe ser ligera para que la sangre pueda distribuirse en todos los órganos. De esta manera el cuerpo entra en una etapa de regeneración celular. Recuerda que tu hijo debe seguir una rutina de  actividades previas a acostarse, pues si se desfasa se  afecta la calidad de sueño.

Alimentos

  • Pescado. Contiene magnesio, el cual ayuda a que se regenere el mineral que se desgastó durante el día. Puedes dárselo una vez a la semana.
  • Huevo y pollo. Tienen alto contenido en proteínas, lo cual ayuda a dormir a cualquier persona. Además, le da los nutrientes necesarios para el día siguiente. Deben estar presentes en su dieta tres veces a la semana acompañados de verduras.
  • Lechuga. Ayuda a tranquilizar y a calmar los nervios. Puedes hacer un té con este vegetal y miel. Dáselo a beber a tu pequeño una hora antes de dormir, verás que lo relaja bastante.

La alimentación de tu hijo influye de manera directa en su calidad sueño y en su estado emocional al día siguiente. Si cuidas su dieta, procuras que tenga la energía necesaria para que realice sus actividades de manera eficaz.

Este video te puede gustar