¿Atacas el refrigerador cada noche?, ¡dile adiós a la ansiedad por comer!

El estrés con el que vivimos día a día puede crear estragos en nuestra salud. Algunas veces estamos más estresados y para aliviar la presión atacamos el refrigerador por la noche. No dejes que la ansiedad por comer te controle. Lo mejor que puedes hacer es averiguar de dónde proviene para deshacerte de ella.

Piensa que esto se vuelve un gran círculo vicioso. Mientras más estrés tenemos menos energía sentimos, por lo que no vamos al gym. ¿Qué queda? Antojitos con los que buscamos desaparecer ese problema que nos está perturbando… Sin embargo, el conflicto no se resuelve y le das a tu cuerpo un golpe de azúcar con el cual acabas sintiéndote peor.

¿Qué hago con la ansiedad?

Normalmente nos ataca por la noche. Antes de ir a dormir damos más de tres vueltas a la cocina husmeando en el refrigerador. Antes de que elijas una golosina, piensa qué tanta hambre tienes. ¿Realmente sientes hambre o solo es gula o un antojo? Del 0 al 4, ¿qué tanta es tu hambre?

  • 0 = nada
  • 1 = ansiedad
  • 2 = dolor de cabeza
  • 3 = sensación de vacío
  • 4 = dolor de estómago

    Este es un excelente ejercicio para ver si realmente tienes hambre o solo lo haces por ansiedad. Si resulta hambre siéntete libre de cenar saludablemente. Sí no, hay muchas opciones para deshacerte de esa sensación.

No mueras de hambre

La ansiedad por comer puede volverse algo irracional. Puedes ingerir más de cinco snacks al mismo tiempo, uno por uno sacados de tu refrigerador. No tienes que morir de hambre, pero en caso de que esta ansiedad te gane es mejor que escojas verdura. De esta forma no le añadirás a tu cuerpo un golpe de azúcar. La ansiedad por comer  disminuirá con verduras altas en fibra que expandan tu estómago.

Muévete más

Es momento de actuar. Dedica 30 minutos al día a hacer ejercicio, esa ansiedad que tienes debe desaparecer. El estrés es el que te está comiendo, no dejes que te controle dale a tu cuerpo la oportunidad de ponerse en marcha. Con un poco más de ejercicio no solo vas a sentirte mejor, posiblemente bajes de peso. El ejercicio hará que la ansiedad por comer baje drásticamente, solo necesitas relajarte un rato. Deja atrás todos tus problemas.

Respira profundamente

Si sientes que ya no puedes más, respira. Recuerda que el estrés impide que tu cuerpo no se oxigene correctamente. Respira profundo unas cuatro o cinco veces. Esto te va a calmar, respira hondo y saca el aire lentamente. No hace falta que hagas demasiado esfuerzo para liberarte de esa energía tóxica. Sea cual sea el problema que te está mortificando es tiempo de dejarlo ir. Deja de pensar tanto en ello, solo estás consiguiendo enfermar tu cuerpo, permite que desaparezca de tu mente y verás cómo poco a poco desaparece también de tu vida.

Cambia de hábitos

La ansiedad por comer solo constituye una pequeña parte del resto del problema. Hay hábitos que te están provocando más. No olvides que fumar y tomar alcohol, puede sentirse bien por un rato. Sin embargo al final son depresores del sistema nervioso. Si dejas estos hábitos atrás, te aseguro que tu vida se tornará más tranquila. Encuentra tu equilibrio interior, deja esos malos hábitos atrás.

¿Sabes qué causa tu ansiedad?

Este video te puede gustar