Así es como el sol te ayudará a perder peso, ¡así que corre a broncearte!

Por lo general, la mayoría de las personas huyen del sol y únicamente en verano disfrutan de él. Pero quizá eso cambie. ¿Por qué? Porque investigadores de la Universidad de Northwestern, en Chicago, Estado Unidos, indicaron que la exposición a los rayos del está relacionada con el índice de masa corporal (IMC). Chica, ¡creo que es hora de corras a broncearte, aunque no sea verano!

Grasa mala

Según el estudio, el tejido adiposo blanco subcutáneo es el mayor depósito de grasa. De modo que es pieza clave para regular el metabolismo de todo el cuerpo. Además, hay otra cosa que tienes que saber: la grasa blanca es conocida como la grasa mala. ¿Por qué? Porque es responsable del almacenamiento de calorías e incluso da pie a problemas cardiometabólicos, como la obesidad. Además, esta grasa conforma el 21% del peso total de los hombres y el 25% del peso de las mujeres.

Cómo funciona

Ahora sí. El sol juega un papel importante en la pérdida de peso porque éste es el agente más potente para sincronizar el reloj biológico interno y el metabolismo. ¿Por qué? Porque regula el ritmo cardíaco y toda la energía de tu cuerpo. Esto ocurre debido a que cuando el sol entra en contacto con la piel se disminuye el tamaño de las gotas de lípidos y se liberan de la célula. En resumen, ayuda a que las células no almacenen tanta grasa.

Medidas para tomar el sol

Si quieres decirle adiós a esos kilitos, exponte diariamente al sol entre 20 y 30 minutos. Sólo ten cuidado con la hora. De hecho, los expertos recomiendan que debe ser entre las 8 y las 11 de la mañana. Usa con crema protectora para no lastimar tu piel. Por cierto, tomar sol te aportará vitamina D, la cual hace que los huesos estén fuertes y tus músculos tengan movimiento.

Este video te puede gustar