Así fue como el running cambió mi vida

¿Alguna vez te has preguntado por qué cada vez más personas corren o por qué el running ha cambiado la vida de tantas personas? Bueno, para responder esa pregunta tendrías que empezar a correr y a disfrutar los múltiples beneficios del deporte más austero del mundo. Cuando corres estás dedicándote un espacio para ti misma. No hay nadie más, solo son tú y el camino. Ni siquiera existe un espacio para tus pensamientos. Tu mente se calla, tu cuerpo se pone en movimiento y todo es más claro. El aire frío en tus mejillas, el pulso acelerado, el sudor recorriendo tu espalda, tus piernas a toda máquina te vuelven consciente de tu existencia. Nada puede ser más perfecto. Correr es uno de los deportes más justos del mundo porque compites contra ti misma. Se trata de demostrarte a ti que eres capaz de vencer cualquier obstáculo, por difícil que sea. Te sientes invencible, fuerte y ridículamente feliz. O al menos así me pasa a mí.

Por qué deberías incluir el running en tu vida

Correr no solo es un deporte, es una disciplina y es parte de nuestra naturaleza humana. No porque correr sea natural, sino por lo que conlleva. Los seres humanos somos competitivos y correr es una forma de demostrar que los límites están en nuestra cabeza. Cuando alguien me pregunta por qué corro, casi nunca sé qué responder. Lo he hecho durante tanto tiempo que creo que ya lo olvidé. Sin embargo, podría decir que corro para estar sana, para conservar unas piernas lindas, para prevenir enfermedades cardiacas y por un sinfín de cosas más. También corro porque es una forma de encontrar paz; de hecho, creo que es el mejor antiestresante del mundo. Por eso, sin importar cuantos pendientes tenga o cuán triste me sienta, cuando estoy corriendo nada de eso importa. Todo se detiene: el trabajo, las relaciones personales, los problemas, los pendientes, todo. Correr es mi tiempo para mí.

¿Qué te espera al correr?

Hacer otros deportes significa convivir con más personas; sin embargo, para correr no es necesario. Eso me gusta, pues nunca he sido una persona muy sociable. Por otra parte, correr se parece mucho a la vida; si te esfuerzas habrá mejores resultados. Pero también correr en soledad es como la vida misma, porque al final, aunque estés rodeado de personas que amas, estás completamente sola. Nadie te conoce mejor que tú misma y no conoces a nadie también como a ti. Nunca podremos estar tan cómodos con otra persona como con nosotras mismas. Esa es la mejor parte de correr, la forma en la que vas conociéndote. No solo se trata de tus éxitos, también de tus fracasos y de cómo respondes ante ellos.

¿Cuáles son los beneficios del running?

Aunque existan muchos artículos que te aseguren que correr no quema tantas calorías como otros deportes, esto es una completa falsedad. Si lo haces a menudo, adelgazas en poco tiempo. Además, no existe otro deporte que te dé unas piernas tan bonitas como las que consigues al hacer carreras de forma constante. Es verdad que correr, al principio, puede ser tormentoso, pero después de tres semanas se vuelve indispensable. Esto ocurre porque te sientes más feliz, rejuvenecida, fuerte, ágil y hermosa. Como podrás darte cuenta, los beneficios de correr van más allá que cualquier pastilla o tratamiento médico, porque correr mejora enormemente la calidad de vida emocional y mental. Y es que aunque es verdad que correr provoca sufrimiento, este te lleva a trabajar la resistencia. La resistencia se convierte en carácter y este se vuelve esperanza.

Este video te puede gustar