Antojos durante el periodo, todas los tenemos; conoce las causas

Es normal que durante el período existan muchos cambios en tu organismo. Tu humor se cambia y tu estómago también. ¿Te has percatado que justo en esos días es cuando tienes más antojo de golosinas? Específicamente de chocolate. Esta golosina se vuelve tu mejor aliado durante el periodo, veamos por qué.

Causas de los antojos durante el período

De acuerdo a la Universidad British Columbia, los antojos premenstruales afectan a la mujer que ovula y no a la que toma anticonceptivos para inhibir la ovulación. Sin embargo, esto para muchas es preocupante, pues saben que su organismo ingerirá más calorías de las que desean. Tengamos en cuenta que los antojos la mayor parte de las veces se calman con alimentos como chocolate, helados o papas.

Al presentarse un déficit de magnesio en el organismo, recurres a los dulces como una “salida factible”. Tu cuerpo los pide para nivelar los niveles de serotonina y estrógenos en esos días. La necesidad es biológica, pero también puede confundirse con un antojo cualquiera.

El chocolate, fiel amigo de la mujer

Sobre el chocolate se han hecho muchísimos estudios para conocer los efectos que tienen en el organismo. Éste contiene varias sustancias que actúan como antidepresivos, brindando una sensación de tranquilidad y placer. La serotonina que contiene el chocolate es un neurotransmisor que influye en el estado de ánimoPor lo tanto, puede traducirse que el chocolate es el mejor aliado cuando la revolución hormonal se genera en esos días.

¿Cómo hacer para evitar el ataque de antojos que causan tus hormonas?

  • No esperes a tener hambre para comer. Lo mejor que puedes hacer es llevar una dieta balanceada incluso en esos días. Respeta todas tus comidas, agregando pequeños tentempiés para activar el metabolismo y calmar el hambre entre comidas.
  • Debes comer despacio. A veces pensamos que comer rápido servirá para saciar más pronto el hambre, pero es lo contrario. El cerebro tarda alrededor de 20 minutos en recibir la señal de que ya comiste. Si comes despacio reducirás las porciones que ingieras en un día.
  • Mantente activa. Obviamente en esos momentos, lo único que deseas es estar acostada para que se vayan los molestos cólicos. Sin embargo, al estar sin hacer nada buscas qué comer. Opta por hacer actividades que te ayuden a que el tiempo pase más pronto. Lee un libro, ordena tu cuarto o haz un poco de estiramiento.

Evita lo dañino durante tu período y en tu vida en general.

Este video te puede gustar