Ansiedad nocturna: así afecta a tu organismo

En la actualidad he escuchado a muchas personas quejarse por no dormir bien. A mí también me ha pasado y debo reconocer que es algo bastante molesto. Incluso, aunque estemos bastante cansados, no podemos tener sueño reparador. Hasta hace poco creí que eso se debía al calor extremo, o a que cenamos demasiado. Sin embargo, los médicos han explicado que esto se conoce como ansiedad nocturna y sí, es posible que tú también la estés viviendo.

Agotamiento en la vida

Muchas veces tenemos días desgastantes; tan cansados, que imaginamos que al llegar a nuestra camita caeremos como tablas y dormiremos perfectamente. Sin embargo, al llegar la noche y acurrucarte en tu cama, no pasa nada. Estás con el ojo pelón y por más que tratas de calmarte para dormir, nada. Das vueltas en la cama, estás en estado de alerta y tu mente te absorbe. A esto se le conoce como ansiedad nocturna y sucede cuando no atendemos nuestra ansiedad a lo largo del día.

Ansiedad nocturna

El miedo, el nerviosismo y la preocupación no son los mejores aliados si queremos dormir de verdad. Juntos se convierten en ansiedad nocturna y mientras no se haga algo para combatirla, afectará al organismo. Muchas personas tienen problema para dormir porque sienten inseguridad de lo que pueda pasar en el futuro o por anticipar cosas que realmente no saben si pasarán. No dormir bien ocasiona que te sientas nerviosa, tensa y entras en un círculo vicioso que no te ayuda.

¿Cómo se trata?

Existen medicamentos que ayudan a mitigar la ansiedad nocturna. También es recomendable que no cenes demasiado pesado, para que tu digestión no afecte al funcionamiento de tu organismo. Incluso la meditación y técnicas de respiración profunda ayudan. Es importante que marques un horario para dormir, así tu cuerpo se acostumbra. Procura tener el ambiente indicado para que de verdad descanses. Un cuarto sin aparatos, oscuro, con la ventilación precisa ayuda.

Este video te puede gustar