Anestesia epidural: pros y contras

Dicen que cuando una mujer va a tener a su bebé, una buen opción para el nacimiento, es la anestesia epidural. Ésta ayuda a dar alivio en la parte inferior del cuerpo mientras tú estás consciente de todo a tu alrededor. Sin embargo, su aplicación es bastante molesta y realmente no quita las sensaciones, sólo las disminuye mucho. Pero, ¿siempre es la mejor opción?

Qué es la epidural

Se combina un anestésico local que ayuda a bloquear las sensaciones de dolor, movimiento, temperatura y tacto; y un narcótico que mitiga el dolor sin bloquear el movimiento de las piernas. Al mezclarlos, dan alivio sin la pérdida de movimiento. Para aplicarla hay un procedimiento:

  • Preparación. Debes recostarte de lado en la cama, en posición fetal. También puedes sentarte en el borde de la cama. Limpiarán tu espalda y colocan anestesia local para poder introducir la aguja en la espalda baja.
  • Colocan un catéter para que la medicina se administre por ahí. Se aplica primero una dosis de prueba y luego se pone la dosis completa. Se monitorea el ritmo cardíaco del bebé y tu presión para saber que todo marcha bien.
  • Después de 10-20 minutos se empieza a adormecer la parte inferior del cuerpo.
  • Al final del parto o la cesárea, te retiran el catéter.

Ventajas

  • Es un calmante muy efectivo que se puede controlar durante todo el nacimiento del bebé.
  • Al ser medicamento local, estarás consciente en todo el nacimiento de tu bebé.
  • Sólo una pequeña cantidad del medicamento llega al bebé.

Desventajas

  • No te puedes mover mientras te van a colocar la anestesia y debes esperar otros 20 minutos para que haga efecto por completo.
  • Después de que nazca tu bebé, no podrás levantarte y caminar con él entre tus brazos. Tampoco podrás hacer del baño controlando tus esfínteres. Tendrán que colocarte una manguerita para drenar tu pipí.
  • Además de la epidural, te pondrán una inyección intravenosa para controlar la tensión arterial.
  • Al perder un poco de sensibilidad, puede haber casos en los que se requieran fórceps o extracción por ventosas.
  • Una de cada 100 mujeres experimenta dolor de cabeza intenso que puede durar días.
  • En casos raros puede afectar la respiración, causar una infección o una lesión en los nervios.

Este video te puede gustar