Amar a alguien con religión distinta a la tuya: ¿cómo se da?

Quizás has leído artículos que señalan que las relaciones de personas con religiones diferente son propensas al fracaso. Amar a alguien con religión distinta a la tuya también puede ser enriquecedora. Conocer un credo diferente al que tú practicas puede ayudarte a crecer. Dejemos atrás la burbuja en la que nos encontramos.

¿Por qué estar con alguien con una religión distinta?

Estar con una persona diferente a ti seguro enriquecerá la relación. Es lógico que te enamores de alguien que tenga ciertas similitudes, como la religión o la comida favorita. Estar con alguien que haga actividades como las que te gustan, como ejercitarte, pintar, bailar es grandioso. Sin embargo, conocer cosas nuevas con tu pareja es aún mejor. La frase de “polos opuestos se atraen” es cierta. Si comparten la misma noción de qué significa el amor, no habrá problema. Deben llegar a un acuerdo sobre las cosas que les gustan o no, sobre todo ser abiertos ante las nuevas posibilidades.

¿El amor todo lo puede?

Es un pregunta difícil, pero una relación no solo esta constituida por amor. También debe existir confianza, comunicación, respeto, admiración. Eso no significa que no haya dificultades en la relación por el culto diferente que cada uno profesa. En algún punto ambos tendrán que ceder para poder llegar a un acuerdo. Platica con tu novio sobre lo que piensa, siente, en qué no está de acuerdo, tú tampoco te quedes callada.

Las críticas

Debes  ser fuerte ante las críticas. Al comunicarle a tu círculo cercano que tienes una relación con alguien con religión diferente, todos quieren opinar. Habrá quien te apoye, pues dirán que es tu vida y puedes hacer con ella lo que te plazca. Otros simplemente rechazaran la decisión que tomaste. Sigue adelante, confía en tu instinto. No temas al fracaso. ¡Ánimo!

¿Te has enamorado de alguien con una religión diferente a la tuya?

Este video te puede gustar