Cómo aliviar las náuseas durante el embarazo

El embarazo llega con muchos cambios y malestares, entre ellos están las famosas náuseas. Aunque no lo creas, no todas las mujeres presentan los mismos alteraciones en su embarazo. Algunas ni siquiera sienten náuseas, ¡qué envidia! Tengo a una amiga que así le sucedió, dormía todo el día y hasta escalaba el cerro, pero ¿náuseas? No que no. Sin embargo, a ti que te ha tocado como a muchas otras mujeres quiero darte una solución. Más bien, varios consejos para aliviar las náuseas durante el embarazo.

Come tranquilamente

Yo sé que te sientes un poco alterada e inapetente por las náuseas, pero debes comer como normalmente lo harías. No ingieras la comida muy rápido, hazlo a un buen ritmo con el que puedas disfrutar de cada bocado. También influye mucho el ambiente en donde comas, así que te recomiendo que sea uno relajado.

Consume varias comidas equilibradas durante tu día

Sí, lo que más quieres evitar es comer para no sentir las náuseas. Sin embargo, es recomendable distribuir las ingestas diarias entre cuatro a cinco comidas. Estas deben ser poco abundantes pero consumidas cada dos o tres horas.

Evita las grasas en tus alimentos

Otra forma de aliviar las náuseas durante la gestación es reducir el consumo de alimentos con grasas. Esta un poco difícil tomando en cuenta que muchos de los alimentos naturales o procesados incluyen grasa. Sin embargo, te recomiendo que descartes todas las comidas fritas, rebozadas, demasiado condimentadas o con muchas hierbas.

Ten cuidado con los olores fuertes

Esos olores fuertes en los alimentos te van a provocar náuseas mientras estés embarazada. Para aliviarlas, a la hora de cocinar ventila tu cocina, abre todas las ventanas y cortinas. Aléjate del horno cuando cocines estofados o esos ingredientes que desprenden mucho aroma. Por otra parte, podrías contratar a una cocinera personal para que te mantengas lo más alejada de la cocina.

No consumas aquellos alimentos que te han caído mal

Tal vez no te caían mal antes del embarazo, pero ahora estás en una etapa muy sensible. Si ya van dos veces que esos alimentos te provocan náuseas lo mejor es decirles adiós. No vale la pena vomitar por un simple antojo del momento.

Tentempié antes de levantarte

Es normal que te despiertes con un sabor muy amargo en la boca. Para aliviarlo, come un ligero tentempié antes de levantarte de la cama. Como por ejemplo, una galleta saludable o una fruta, después levántate y comienza tu día. Esto reducirá las náuseas matinales.

Este video te puede gustar