Activa tu metabolismo con solo dos ejercicios

Para las chicas que tienen realmente muy poco tiempo para ejercitarse estos dos ejercicios pueden ser la solución. Todas conocemos los efectos nocivos que tiene una vida sedentaria. Está en nuestras manos salirnos de la caja y activar nuestro metabolismo tanto como sea posible. Activa tu metabolismo con solo dos ejercicios al día. ¡Son infalibles!

En muy poco tiempo verás un cambio radical en tu resistencia física. Si quieres resultados mucho más estéticos tendrás que empezar a dedicarle más de 10 minutos a tus rutinas de ejercicio y a buscar una mejor nutrición. Con una alimentación adecuada y actividad física constante lograrás ponerte en forma.

Ejercicios que obligan a tu cuerpo a usar todos los músculos

Hay algunos ejercicios que pueden activar hasta el músculo más pequeño de tu cuerpo. Son estos lo que te ayudarán a activar tu metabolismo en un dos por tres. Como ya sabes, la musculatura es una de las partes más importantes del cuerpo. Tener un buen tono muscular no solo beneficia a la estética; de hecho, puede protegerte de golpes, caídas, enfermedades y te ayudará a vivir una madurez más llevadera. Cuando hay poco tiempo para ejercitarse la constancia es primordial, ya que no obtendrás ningún beneficio si solo los practicas de vez en cuando. Consiente un poco más a tu cuerpo, él te lleva y te trae a todas partes todos los días.

Sentadillas o squats

Las sentadillas obligan a tu cuerpo a usar cuatro grupos musculares muy extensos de tu cuerpo. Y es mucho mejor cuando las ejecutas con un poco de peso extra. Recuerda que la posición correcta para realizar este ejercicio es con los pies a la altura de tu cadera. Luego, flexiona las piernas cuidando que tus rodilla no rebasen las puntas de tus pies. Aprieta las pompis mantén la espalda recta, el abdomen contraído y la mirada hacia el frente. Es importante que al bajar tus rodillas no cedan y queden en una mala posición.

Mountain climbers

No hay ejercicio más demandante que este. Te sugiero comenzar con tan solo 30 segundos. Debes suspender tu cuerpo como si fueras a hacer una plancha, una vez que logres esta posición guía tus rodillas una a una hacia tu pecho. Este movimiento debe de realizarse de manera continua y rápida. Evita hacerlo lento o te costará mucho más trabajo.

Este video te puede gustar