9 datos básicos que debes conocer de las ETS

Aquí los 9 datos que debes conocer de las ETS. Todas las personas activas sexualmente están expuestas a una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) y la realidad es que afectan a muchas más mujeres de las que te imaginas. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que anualmente se contagian 357 millones de personas.  ¿Impresionada? Siguen leyendo para que no te sumes a las estadísticas.

1. ¿Qué son las ETS?

Lo primero que debes conocer de las ETS es que son un grupo de enfermedades que se contagian principalmente por contacto sexual, incluyendo el sexo vaginal, anal y oral. No obstante, pueden transmitirse por medios no sexuales, como las transfusiones de sangre.

2. Las más comunes

Las ETS más importantes son: sida, papiloma humano, gonorrea, herpes simple, clamidia, sífilis, tricomoniasis, hepatitis C y hepatitis B.  Los síntomas pueden variar desde una secreción vaginal e irritación leve, hasta dolor intenso, inflamación y fiebre. A menudo, los síntomas sólo ocurren cuando la enfermedad se encuentra en una etapa más avanzada. La buena noticia es que la mayoría de estas enfermedades pueden eliminarse si se tratan a tiempo. No es el caso del papiloma humano, una vez contraído, es imposible eliminarlo.

3. Cómo se previenen

Conocer a tu pareja sexual y limitar el número de ellas es un buen método de prevención. Aunque te dé pena preguntar, el historial de tu pareja sexual es tan importante como el tuyo. Cuantas más parejas tengas, mayor será el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

4. La única barrera es…

Contra las ETS, el condón es tu mejor aliado.  Tal vez hayas leído que orinar y lavar tus genitales después del sexo puede protegerte, pero no es cierto. La única forma de protegerte a ti ya tus parejas sexuales de contagio o transmisión es usar condón. De lo contrario, la alternativa es la abstinencia, que significa que nada de nada. Si no eres fan del condón masculino, también existe el  femenino. Aunque menos famoso, también es una opción y es igual de efectivo que el masculino.

5. Las causas y su tratamiento

Hay muchas creencias sobre distintos tratamientos para curar las ETS, como el practicar sexo sin protección con una virgen, ayunar, rezar por tus genitales y sumergirlos en bicarbonato o bendiciones religiosas: ¡nada de esto te va a curar! Las ETS son provocadas por bacterias, virus y parásitos, así que para curar estas enfermedades hay que usar medicamentos como tratamiento. Este tiene que ser prescrito por un médico.

6. Muchas son silenciosas

Uno de los detalles más importantes que debes conocer de las ETS es que son silenciosas. Quizá no presentes ningún síntoma o que los síntomas tarden mucho en aparecer y aún así ser portadora de una. Con elVIH, por ejemplo, puedes tener la infección hasta diez años sin presentar ningún síntoma. Si, leíste bien: ¡10 años! Así que para evitarte esa espera, mejor hacerse análisis regularmente y más si has tenido varias parejas sexuales o sexo sin protección. En caso de que tengas una ETS, el tratamiento reducirá el riesgo de que contagies a alguien y, sobretodo, de que contraigas otra más seria como el VIH.

7. La más frecuente

El virus del papiloma humano (VPH) transmite la ETS más mortífera de todas. Casi todos los casos de cáncer cervicouterino están asociados a este virus. El cáncer del cuello del útero es el segundo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres. La buena noticia es que puedes vacunarte contra este virus y detectarlo a tiempo en tus visitas regulares con tu ginecólogo.

8. No todas son curables

Hace unas décadas, las ETS eran más mortales que hoy en día. Ahora, tenemos suerte de que la ciencia ha descubierto medicamentos muy eficaces contra la mayoría de las ETS.  Sin embargo, no todas las ETS se pueden curar. El sida, por ejemplo, es incurable, puede que no cause tantas muertes como antes, pero sí genera muchos inconvenientes. Por eso, la mejor manera de cuidarse es usando protección y practicando sexo seguro con condón.

9. La desinformación no es amiga

Cada año, una de cada 20 mujeres adolescentes contrae una infección bacteriana por contacto sexual y a edades cada vez más tempranas. Por eso es muy importante conocer de las ETS y que hablemos de estos temas sin miedo. Es mejor estar informada antes de tomar cualquier decisión que afecte tu salud.

Este video te puede gustar