7 síntomas durante tu periodo que NUNCA debes pensar que son normales

Todas crecemos con la idea de que nuestro periodo será un momento inevitablemente doloroso en el transcurso del mes. Sin embargo, ¿qué tanto es un dolor normal? Nuestro periodo menstrual es una experiencia tan singular, que cuesta saber qué es aceptable y cuándo es momento de ir al médico. Presta atención a estos siete síntomas durante tu periodo para saber si algo más está pasando.

Flujo marrón o negro

Este tipo de descarga puede ser un síntoma de aborto involuntario. Si no sabías que estabas embarazada, fácilmente puedes confundirlo con el principio de tu periodo y perder al bebé. Si esto te pasa seguido mientras eres joven podrías llegar a la infertilidad. Recuerda que al principio y al final de tu periodo el flujo suele oscurecerse. Por eso nos referimos a un color marrón profundamente oscuro o hasta negro. Si lo tienes antes de la fecha de tu periodo puede ser síntoma de cáncer de ovario, cáncer de endometrio y cáncer cervical. Recuerda que esto no se trata de que cunda el pánico, más bien es un indicativo de que necesitas visitar al médico para recibir un diagnóstico.

Dolor insoportable

Una vez más volvemos al punto del dolor, ¿qué tanto es tolerable? Todo aquel dolor que paralice tu vida es anormal. Me refiero a que hay mujeres que tienen tanto dolor que se desmayan o requieren de varias inyecciones para soportar su periodo. Si te pasa ocasionalmente, puede haber varios motivos, pero si es constante lo mejor es consultar al ginecólogo. Este tipo de síntomas durante tu periodo suelen señalar endometriosis. Esto quiere decir que las células de tu endometrio crecieron fuera del útero. Puede causar cólicos severos, sexo doloroso e incluso infertilidad. El problema es que aunque se estima que 10% de las mujeres lo padecen, muchas nunca son diagnosticadas. La mayoría de las mujeres viven entre 7 y 11 años sin ser diagnosticadas, ¡no dejes que te ocurra a ti! Los síntomas no sólo ocurren alrededor de tu periodo; el dolor abdominal, diarrea o constipación y el sexo doloroso pueden ocurrir en cualquier momento, por eso debes estar alerta.

Flujo abundante

Cada quien tiene diferente cantidad de flujo. Sin embargo, si tus síntomas incluyen cansancio extremo, lucir más pálida de lo normal, mareos y falta de aire probablemente tienes anemia. Todo este conjunto de síntomas durante tu periodo indican una deficiencia de hierro. Muchas veces se puede contrarrestar con la dieta adecuada, pero lo mejor es consultar con tu médico.

Flujo escaso

Nuestro ciclo menstrual es un proceso cargado de hormonas, por lo que debemos estar atentas a cualquier alteración. Si tu flujo es escaso o tus ciclos menstruales son muy cortos podrían indicar un problema en la tiroides. Estos tienen muchísimos síntomas, así que fíjate en ellos antes de ir con el doctor: cambios de humor, hiperactividad, fatiga o pérdida repentina de peso. La tiroides es sumamente importante así que más vale estar al pendiente.

Ciclo irregular y sobrepeso

Aunque tu periodo puede retrasarse por muchas razones, al conjugarse con el sobrepeso puede apuntar hacia una diabetes tipo 2. Si eres diabética, verás que los niveles de azúcar en la sangre se incrementan cuando estás en tus días. Recuerda, los síntomas principales de la diabetes son: muchas ganas de orinar, mucha sed, mucha hambre y, en ocasiones, falta de aliento. Muchísimas personas en el mundo andan por la vida sin recibir diagnóstico, mejor consulta a tu médico.

Sangrado repentino

Puede ser provocado por pólipos uterinos. Son neoplasias en forma de dedo en la parte inferior del útero que conecta con la vagina. Aparecen por una respuesta anormal al aumento en los niveles del estrógeno, por una inflamación crónica y obstrucción de los vasos sanguíneos en el cuello uterino. Puede ser consecuencia de un serio desequilibrio hormonal o por el abuso de anticonceptivos. Además, puede ser síntoma de una infección o de un fibroma en el útero. Más vale asegurarse.

Flujo decolorado

Si estás tomando pastillas anticonceptivas puede ser un efecto secundario normal. Si no las tomas, entonces quizá sea otra señal de problema de tiroides o en la glándula pituitaria. También puede ser indicativo de un desequilibrio hormonal. Finalmente puede estar relacionado con la condición de Müller, que implica un problema en el himen que puede frustrar el flujo de sangre durante tu menstruación.

No descartes los síntomas, más vale consultar a tu doctor, que pasar años sin saber qué pasa con tu cuerpo.

Este video te puede gustar