7 mitos que existen durante el embarazo

El embarazo es una de las experiencias que muchas mujeres hablan como si fuera lo peor que sucede en la vida. Hay varios mitos que existen en los que en efecto, pareciera que tener un bebé es lo peor. Sin embargo, son sólo eso, mitos.

1. Mujeres y gatos, ¡peligro seguro!

Entre los mitos que existen, está el que asegura que una mujer embarazada no puede tener gatos. Las embarazadas se deshacen de sus gatos sin siquiera investigar qué de cierto hay en el problema de la toxoplasmosis. Tanto los gatos, como los humanos y otros animales tienen el parásito en su organismo. En el caso de las embarazadas, están en grave riesgo si tocan de manera directa las heces de los gatos, pues la bacteria está ahí. Sin embargo, usar una pala o guantes al recoger la popó del gato es suficiente para no poner en riesgo tu salud.

2. Debes comer por dos

Hay quienes aseguran que debes comer por dos mientras estás embarazada. Dicen que así ambos tendrán los nutrientes necesarios, pero eso es falso. Con que comas de manera adecuada y llevando una alimentación balanceada es suficiente para que tu bebé esté bien dentro de tu panza.

3. Puedes embarazarte luego de una cesárea

Es obvio que luego de una cesárea puedes tener otro bebé. Sin embargo, no puedes tenerlo luego luego de la cesárea. Mínimo debes esperar 3 años para que tu cuerpo se regenere por dentro. De lo contrario, podrían abrirse las suturas y poner en riesgo tu vida y la de tu bebé.

4. Agruras son ocasionadas por bebés greñudos

Las abuelitas aseguran que cuando una mujer tiene agruras durante el embarazo, es porque su bebé tiene demasiado cabello. Sin embargo, eso no es cierto. Más bien se trata de problemas digestivos que debes tratar antes de que sea un problema peor. 

5. ¡Cuidado con los eclipses!

Los aztecas creían que si una mujer embarazada se exponía a un eclipse, su bebé nacería con deformidades. Todavía hay sitios en los que las mujeres deben tener un listón rojo en el vientre mientras dura el eclipse.

6. El sexo daña al bebé

Hay quienes dicen que durante el embarazo no debe haber sexo porque el bebé se puede dañar. La verdad es que durante esta etapa tus hormonas están alteradas y tu apetito sexual es mayor. Mientras no tengas una condición delicada, puedes tener todo el sexo que quieras de manera prudente.

7. El embarazo te hace sentir en una montaña rusa

Tus emociones están al límite y habrá quienes te digan que estarás muy enojona, triste o efusiva. Todo depende de tu estado de ánimo, así que no te espantes antes de tiempo.

Este video te puede gustar