7 hábitos para bajar de peso en poco tiempo y sin rebote

Es buen momento para iniciar el año con nuevos hábitos. Bajar de peso es una meta que muchos se proponen en la cena de Año Nuevo. Sin embargo, después de comer pavo y recalentado por varios días, seguro tu cuerpo necesita de un break para volver a funcionar adecuadamente. Estos son unos sencillos hábitos que puedes adoptar para bajar de peso en poco tiempo y sin rebote.

1.- Comienza por la ensalada

Es un buen hábito para consumir menos carbohidratos. Si comienzas por la ensalada verde, después pasas a la proteína y finalmente comes la sopa vas a consumir menos calorías. Además, es una buena forma de ingerir tus alimentos. Llenarás tu estómago de verduras y quedará poco espacio para lo demás. Algunas personas veganas aseguran que comer de esta forma puede mejorar la digestión. La razón es que, por lo regular, los alimentos crudos terminan de digerirse en el intestino, por lo que es buena idea ingerirlos primeros. Después los alimentos cocidos que se digieren por completo en el estómago.

2.- No dejes golosinas en tu hogar

Una forma muy fácil de bajar de peso en poco tiempo y sin rebote. Deja fuera del carrito de la compra todo aquello que te haga engordar. Estoy hablando de papas fritas, golosinas, chocolates, panes, galletas, queso. Es decir, todo lo procesado, azucadado y con harina blanca. En vez de estos, escoge verduras que puedan remplazar tus pequeños gustos. Busca zanahorias para cambiar las papas fritas, manzanas y peras.

3.- Ya no comas directo de la bolsa

Es una espantosa manía comer de la bolsa de papas o estar picando de las ollas de la comida, porque pierdes la dimensión de las porciones. Para que no te pases con las porciones siempre intenta servirte en un pequeño plato. Si adoptas este hábito va a ser muy difícil que llegues al rebote.

4.- No te comas tus emociones

Solemos recurrir a la comida cuando nos encontramos frustrados, así es como esa bola de helado se convierte en tres o más. Para evitar comerte tus emociones será mejor que guíes tu frustración hacia otra parte. Bájale al estrés haciendo más ejercicio, comiendo vegetales y evitando esas frituras que tienen químicos muy adictivos.

5.- Come más lento

Gran parte del problema de alimentación que presentamos es porque comemos frente al computador, a la televisión o lo hacemos en menos de 5 minutos. Trata de disfrutar un poco más tu comida. Comienza a comer más lento y verás como hace la diferencia.

6.- Si sales, quita de tu plato un tercio de la comida

Las porciones en los restaurantes suelen ser exageradas, así que será mejor que separes un tercio del plato. Pide que te lo envuelvan para llevar y podrás ingerirlo de cena. Si comes frecuentemente, el plato de la tarde no debería ser tan grande. Cuida tus porciones, es lo más importante para que no exista el rebote. Recuerda que puedes recompensarte de vez en cuando con un postre o una rebanada de pastel, solo evita pasarte de la raya.

7.- Enfócate en metas pequeñas

Sé realista con la meta que te has propuesto. No vale la pena que te exijas bajar cinco kilos en una semana, nadie puede lograrlo sanamente. Ten paciencia y ve paso a paso. No te desesperes, recuerda que Roma no se construyo en un solo día. Si vas paso a paso las cosas se te irán facilitando.

 

Este video te puede gustar