7 cosas que tendrías que saber de la donación de órganos

Hablar sobre donación de órganos es una de esas platicas que siempre estás dispuesta a evadir… hasta que le pasa a alguien cercano. Todos sabemos perfectamente que la sustitución de un órgano deteriorado por otro que funciona puede salvar vidas. Sin embargo muy pocos conocemos como convertirnos en donantes.

1. La donación es altruista 

Esto quiere decir que convertirte en un donador de órganos es una acto voluntario, solidario, generoso, gratuito y confidencial. Esta donación siempre es sin ánimo de lucro, es decir que no te será posible obtener una compensación económica por la donación de ninguna parte de tu cuerpo.

2. Hay dos tipos de donantes: el donante vivo y el donante cadáver 

El donante cadáver es aquel donde la donación se produce después de la muerte cerebral, un paro cardiaco o anorexia cerebral. Además es muy probable que esta muerte se de directamente en el entorno hospitalario. Por otra parte los donantes vivos son familiares o personas próximas a la persona que esta enferma. Estas personas acuerdan ceder de forma desinteresada un órgano. Llámese riñón o lóbulo del hígado.

3. La prioridad siempre será salvar tu vida, aunque seas donante 

No tienes que preocuparte por esto, después de haber hecho todos esfuerzos posibles para salvar tu vida. Y solo después de que exista un estado irreversible de muerte inminente, el médico que trasplantes valorará la posibilidad de generar la donación. Se hará una entrevista con la familia del posible donante y se organizará el proceso.

4.¿ Todo el mundo puede ser donante?

Sí, todos podemos ser donantes. Sin importar tu edad, ni el sexo, ni la condición social o el estado de salud descartan la posibilidad de que seas un donador de órganos. aunque hay ciertas patologías que están contraindicadas en una donación, en ese caso se estudia y se valora de manera individual.

5. Un donante puede salvar la vida de hasta 8 personas 

Impresionante no lo crees. Los órganos que puedes donar son:

  • riñones
  • el hígado
  • el corazón
  • los pulmones
  • el páncreas y el intestino.

Un donador de órganos sanos permite salvar la vida de 8 personas. Además existen tejidos como la córnea, la piel, los huesos, tendones y músculos, las válvulas cardiacas y las arterias o venas que también se pueden donar.

6. Después de la donación, tu cuerpo no se ve deforme

Contrario a lo que muchas personas puedan creer, el cuerpo de un donador de órganos no se deforma, ya que la extracción se hace en condiciones estériles, dentro de un quirófano, con un equipo médico y de enfermería cualificado. El cuerpo no queda desfigurado y siempre se tratará con el máximo respeto.

7. La asignación de los órganos está basada en aspectos clínicos y geográficos

Para que  los órganos donados estén en las mejores condiciones, tendrá prioridad el paciente que se  encuentre más cerca del donador. Asimismo se prestara atención a la gravedad y compatibilidad entre donante-receptor.

Este video te puede gustar