7 antojos super raros en las mujeres embarazadas

Seguramente has escuchado que las mujeres en el embarazo tienen antojos super raros. En algunos casos puede ser cierto, pero no siempre sucede así. Hay mujeres para las que esta etapa pasa prácticamente inadvertida en cuanto a malestares y antojos, mientras que para otras es algo que quedará muy marcado en sus memorias.

Cada embarazo es distinto

Cada embarazo es diferente porque en cada uno suceden situaciones que no se repiten en otro, aunque sea la misma mujer. En mi caso, por ejemplo, recuerdo que no tuve antojos super raros; de hecho, ni siquiera tuve antojos. Hablando con amigas que también han sido mamás, me han dicho que ellas sí los han experimentado. Algunos de los antojos son más extraños de lo que imaginas. Si no me crees, checa estos, están fuera de lo normal.

Cremas mentoladas

Las cremas mentoladas nos generan una atracción muy poderosa. Su olor es tan delicioso, que a veces abrimos el frasco solo para respirar un poco de ese deleitante aroma. Hay embarazadas a las que les resulta muy satisfactorio el olor a mentol. Incluso desean probar un poco, pero saben que hacerlo pondría en riesgo a su bebé.

Licuados

Una vez escuché a una mujer decir que tenía mucho antojo de un licuado de fresa. Parece no ser un antojo fuera de lo común, ¿pero qué tan lejos llegarías por conseguir un licuado? Esa mujer comentó que por varias noches deseó un licuado de fresa. Cuando se decidió a cumplir su antojo, no encontraba fresas por ningún lado. Entonces, al no resistir más, abrió un frasco de mermelada de fresa y lo mezcló con leche para satisfacer su deseo.

Papel higiénico

¡Sí! Cuando hablamos de antojos super raros, creo que este es de los más extraños. Hay presentaciones que tal vez nos agradan por su aroma. Para algunas embarazadas resulta placentero tener cerca de ellas un trozo del tubo de cartón.

Mucho pan

El pan es tal vez uno de los antojos más comunes, pero se vuelve raro cuando la cantidad en la que lo ingieres es muy alta. Si no controlas tus antojos, subirás de peso más de lo que imaginas. ¡Cuidado!

Tierra mojada

Cuando llueve, se libera el olor de la tierra húmeda y es algo delicioso, majestuoso. Para muchas ese aroma nos resulta muy placentero, incluso si no estamos embarazadas. A quienes esperan un bebé también les encanta, pues deleita su paladar. Hasta hay algunas mujeres que se atreven a comer un poco de tierra por el gran antojo que les provoca.

Barro

El barro también es placentero por su aroma y tal vez por su textura. Su efecto es parecido al de la tierra mojada.

Hielo con azúcar

Muchas mujeres no son afectas a beber agua simple, pero durante el embarazo puede ser uno de los principales antojos. Resulta ser uno de los más raros si decides agregarle azúcar y usarlo para refrescarte.

¿Tú qué antojos raros has tenido?

Este video te puede gustar