6 hábitos que favorecen la pérdida de peso

Dietas, ejercicio, tratamientos y rezarle a los astros, lo hemos intentado todo para bajar de peso… ¿Y de plano no alcanzamos los resultados deseados. ¿Te ha pasado? Eso significa que hay algo que estás haciendo mal o que no estás haciendo. Además de alimentarte correctamente y hacer ejercicio, los hábitos que incluimos en nuestra rutina diaria son parte esencial en nuestro camino por conseguir la silueta perfecta. Y los hábitos que tenemos en las mañanas, aún más. Así que despierta, disfruta cada mañana e incluye estos 6 hábitos que favorecen la pérdida de peso.

Nunca te saltes el desayuno

Tal vez lo has escuchado muchas veces. ¿Y aún así sigues saltándote el desayuno? Este es el error número uno que hace que tu metabolismo se vuelva lento. El desayuno es la comida más importante del día porque activa tu metabolismo y la quema de grasa. Desayuna algo que contenga proteína y carbohidratos saludables. La mañana es el momento ideal para consumir carbohidratos, pues te darán energía para el resto del día. Si te saltas el desayuno porque no te tiempo prepararlo, prueba algo rápido, como un licuado con avena, plátano, una cucharada de proteína y leche de almendra. Ahí tienes carbohidratos, proteínas y grasas saludables que te ayudarán a arrancar tu día con todo.

¡Sol, ven a mí!

Así como a los bebés les dan un baño de sol, para ti también es muy benéfico. Ok, no vas a ponerte de pompis al sol, pero sí intenta abrir las cortinas y salir a recibir algunos rayos de sol. Si puedes trotar unos minutos, mejor aún. Así le indicas a tu cuerpo que el día ha empezado y que es hora de activarse. Pones en marcha tu metabolismo y tu reloj biológico se activa. Además, los primeros rayos de la mañana son los menos dañinos.

Actívate

Sí, despertar y echarte en el sillón es deli. O dormir un poco más antes de ir a trabajar. Pero activarte en las mañanas, es mejor todavía. Cuando haces ejercicio temprano, elevas la quema de calorías para el resto del día. Además, es un boost de energía en todos los sentidos. Tienes mejor humor y empiezas con toda la actitud el día. Inténtalo y verás la diferencia.

Snacks sanos

El “monchis” y sentir hambre entre comidas es el peor enemigo de nuestro peso. Por no ir preparadas, terminamos comiendo lo que sea. Así que, mujer preparada vale por dos. Antes de salir, prepara snacks sanos que puedas traer en tu bolso y a la mano. Esto evitará que termines comiendo cualquier porquería que compraste en la calle. Intenta con rollitos de pechuga de pavo, galletas de arroz o una manzana y nueces.

Paz mental

Aunque no lo creas, tu peso está íntimamente relacionado con tus sentimientos. La forma en que nos sentimos por dentro, se refleja por fuera. Así que puede que todos tus esfuerzos para bajar de peso, estén siendo bloqueados por tus emociones. Reflexiona un momento sobre tu estado anímico. Si este es el problema, es hora de dejar atrás lo que sea que te esté bloqueando. ¡Deja ir y empieza de nuevo! Todas tenemos errores, lo importante, es amarte sobre todas las cosas.

¡Gracias, cuerpo!

Cuando agradeces todos los días por las cosas buenas que hay en tu vida, se refleja en tu salud física y emocional. Agradece por lo que tienes y, sobre todo, agradécele a tu cuerpo por lo que hace por ti. Piensa que es el vehículo que te ayuda a ir por la vida. Y, como cualquier vehículo, hay que darle el combustible adecuado. Cuando entiendes esto, de manera automática querrás comer sano y darle lo que necesita.

Este video te puede gustar