5 señales que envía tu cuerpo de que necesitas hacer ejercicio

Hacer ejercicio es indispensable para tener una vida saludable. Sin embargo, sabemos que no todas las personas somos fans de practicarlo tres o cuatro veces por semana. No obstante, prescindir de él puede ser dañino para tu salud. De hecho, existen algunas señales que tu cuerpo envía para alertarte de que necesitas hacer ejercicio. Necesitas hacer ejercicio cuando…

Te enfermas frecuentemente

El ejercicio mantiene fuerte tu sistema inmune, te mantiene activa y estimula la circulación sanguínea. Esto promueve que las células del cuerpo se muevan libremente y mantengan un buen funcionamiento de todos los sistemas. Mientras más saludable seas, te enfermarás con menor frecuencia. ¡Y para eso necesitas hacer ejercicio!

Sufres depresión

Si hace un rato que no recuerdas lo que es la dopamina y las endorfinas, necesitas hacer ejercicio ¡ya! Deja atrás la depresión, tu estado de ánimo va a mejorar de una forma increíble si haces ejercicio. Inténtalo por lo menos dos veces a la semana para comenzar a recibir dopamina y endorfinas.

Tienes poca resistencia: te duele el pecho al subir escaleras

¡Aguas!, es tu salud. Tienes que hacer algo si al subir las escaleras te duele el pecho. Esta es una señal clarísima de que tu sistema circulatorio está por los suelos. El ejercicio, como dijimos antes, es necesario para mantener una buena circulación. Ninguna pastilla en este mundo te va a dar los beneficios que solo te aportan 45 minutos de cardio.

No puedes dormir

¿Te suena familiar esto? Llegas a la cama cansadísima y estás lista para que tu cuerpo ceda ante el cansancio. Y de repente pegas la oreja a la almohada y das vueltas y vueltas sin poder dormir. A tu cuerpo le hace falta un poco más de actividad. El ejercicio regula el ritmo circadiano, es decir, el ciclo de vigilia-sueño. Bastan 45 minutos de caminata para regularlo y dormir bien. Así que anímate a elegir una vida más saludable.

Sufres estreñimiento

Correr, hacer cardio, brincar o realizar HITT, cualquier movimiento estimula el funcionamiento intestinal. Mientras menos ejercicio hagas, tu cuerpo funciona más lentamente, y así terminas sufriendo estreñimiento.

Este video te puede gustar