5 razones por las que mamá necesita un masaje sí o sí

Luego de un arduo día de trabajo, llegamos a casa y buscamos ponernos cómodas en todos los sentidos. Desde la ropa que usamos, hasta el lugar en que nos sentamos. Imagina si así es un día en la vida de cualquiera de nosotras, las cosas son lo doble de intensas en la vida de una mamá. Así que si tú buscas un masaje de vez en cuando, te diré por qué mamá necesita un masaje a la de ya.

1. Bye, bye estrés

El estrés es peligroso y silencioso. Por desgracia, está presente en la vida de casi todos nosotros. Entre las preocupaciones de la casa, las del trabajo, los hijos, las deudas y muchas otras cosas, el estrés nos va invadiendo poco a poco. Lo malo es que si no tomamos cartas en el asunto, puede dañar nuestra salud muchísimo. Con un masaje, liberas el estrés porque aumentan los niveles de serotonina y dopamina (hormonas del amor y bienestar), haciendo que te sientas más feliz y plena. Así que sí, mamá se merece eso y mucho más.

Mamá necesita un masaje porque…

2. Se siente más querida, le da un sentimiento reconfortante; pues alguien más pone su atención en ella y le dedica tiempo sólo para que se sienta bien.

3. Los masajes son un método efectivo para reducir el dolor y la tensión muscular.

4. También, ayudan a combatir la ansiedad, desórdenes digestivos, fibromialgia, dolor de cabeza y dolores de articulaciones. Esto porque los músculos se relajan por completo.

5. El masaje reduce el insomnio que tiene relación con el estrés, tensiones, lesiones y síndrome del dolor miofascial.

Así que ya lo sabes, si cualquier mujer necesita un masaje, mamá siempre lo va a necesitar un poco más. Si tú que estás leyendo esto, puedes darle esta experiencia a mamá, la harás sentirse muy bien. Si tú eres mamá, date la oportunidad.

Este video te puede gustar