5 ejercicios diarios para evitar la joroba

Mala postura, un día entero frente al ordenador, circulación deficiente y mucho malos hábitos son los culpables de la joroba que posiblemente estemos desarrollando. Por tales razones te dejo estos ejercicios que debes hacer diario para evitar la joroba. No solo afecta tu belleza, también tu salud, así que como diría mi abuelita: “¡Derecha, derecha!”.

¿Por qué sale la joroba?

Antes de seguir debes aprender a diferenciar entre la joroba que se forma por mala postura y la joroba de búfalo. Esta es una condición  médica que consiste en la acumulación de grasa en la parte posterior del cuello. La joroba de búfalo puede causar incomodidad al vestir y, por supuesto, ser causa de una baja autoestima. Por lo regular aparece por uso de esteroides, VIH, obesidad, enfermedad de Cushing, sifosis,  iperinsulinemia y tumores pituitarios. Estas enfermedades deben de ser controladas por un médico. Cuando la joroba surge por mala postura, puede prevenirse con estos cinco ejercicios practicados a diario.

Corre o salta la cuerda

No hay mejor ejercicio que el cardiovascular para deshacerte de esa grasa extra. Debes de ser constante y realizarlo a ritmo considerable, pero sin llegar exasperarte. Hazlo por lo menos 45 minutos cada día. Si te cuesta trabajo empezar a correr puedes caminar. Verás como poco a poco tu condición mejora y serás capaz de recorrer una distancia más extensa cada vez y aun ritmo más rápido.

Push ups

Bye bye, grasa… Este ejercicio no solo te ayudará a evitar la joroba, sino también a fortalecer espalda, abdomen, hombros y brazos. Puedes hacer 4 series de 12 para empezar. Si te cuesta trabajo hacerlas completas, siempre puedes apoyar tus rodillas en el piso. Solo procura mantener las palmas de las manos abiertas a la altura de tus hombros. Baja lentamente y regresa igual, verás que poco a poco las harás mucho mejor

Planks

Super recomendables para evitar la joroba. Necesitas estirar tu espalda después de estar todo el día sentada o de pie. Coloca tus antebrazos abiertas sobre el piso a la altura de tus hombros, mantén la espalda derecha, el abdomen contraído y los pies a la altura de tu cadera. Mantén esta postura sin bajar la cadera. Si lo quieres hacer más intenso puedes levantar una a una tus piernas. Tres minutos de este ejercicio son perfectos para que tu espalda permanezca fuerte y en equilibrio.

Military press

Para este ejercicio necesitas un par de mancuernas de un peso considerable. Cierra tu compás o siéntate sobre un banco o silla con la espalda bien derechita. Sube los brazos desde las orejas hacia arriba de tu cabeza y de regreso al mismo punto. Toma en cuenta que este movimiento debe ser super despacio y controlado. Evita a toda costa mover tus muñecas;  deben permanecer rígidas sin girar las muñecas.

Dead lift

 GIF

Finalmente, el ejercicio más fuerte pero con mejores resultados. Usa una barra con el peso que aguantes y mantén una posición de squat. Con las rodillas atrás de las puntas de los pies, espada recta y abdomen contraído vas a subir y a bajar la barra. De hecho, debe ser un movimiento suave que no pasará de tu abdomen.

Este video te puede gustar