40 y embarazada, todo lo que aprendí de ser madre geriátrica

La primera vez que llegue a la obstetra me derivo a la clínica de alto riesgo. Desde ahí mi susto comenzó, sabía que no estaba en una edad “ideal biologicamente hablando”. Pero no sabía qué iba a pasar conmigo y el embarazo. Le pregunte a la obstetra ¿todo bien conmigo, por qué me va a derivar? Ella me contesto que por política mandaban a las pacientes mayores a hacerse más estudios. Madre geriátrica…

Me sentí como la abuela que iba a tener bebés

Tenía 38 años, tampoco es que me viera como una anciana embarazada. Después de los temidos examenes, fui a la clínica por mis resultados. Esperando por supuesto que el doctor me regañara por mi imprudencia de traer al mundo a un bebé siendo una mujer mayor. Mi doctor saco los exámenes y no lo deje hablar. “Lo sé”, interrumpí. “Vieja y de alto riesgo”.

“Completamente saludable”, continuó, mirándome a los ojos, “lo que la pone en un riesgo menor que una mujer más joven que tiene sobrepeso, fuma y no se cuida. Su edad aumenta su riesgo de convertirse en alto riesgo; no te hace automáticamente de alto riesgo “. ufff no sabes cómo quería besar al doctor.

Parto o cesárea qué es mejor para el bebé

¿Qué pasa con las embarazadas geriátricas?

Cada que una mujer de 40 se embaraza es bombardeada por las gráficas intimidantes de los doctores. Si bien los datos afirman que las madres en sus 40 pueden tener muchas más complicaciones en el embarazo y el parto. Basarse solo en la edad es una métrica muy arcaica.

Así que no te preocupes demasiado, te van a tener que hacer muchos exámenes para determinar si eres de alto riesgo. Pero generalmente si eres una mujer con buena salud, todo correrá a tu favor.

Hoy en día la edad no es una métrica tan determinante

De hecho hay muchas mujeres de 40 que tienden a tener bebés completamente sanos. Una mujer con 40 años que no tiene sobrepeso, ni diabetes es suficientemente saludable para concebir de forma natural sin complicaciones.

Todo lo que debes saber sobre la menopausia

Una profesional lo respalda

El avance médico durante los años en que una mujer pospone el embarazo disminuye aún más el problema de la edad. “Cuando estudiamos la maternidad desde la perspectiva de una mujer en particular, los cambios positivos en las condiciones de salud pública, el conocimiento médico y las oportunidades educativas en los años intermedios parecen superar los aspectos negativos de la maternidad en las edades más avanzadas”, explica Kieron Barclay, PhD, de Departamento de Política Social de la London School of Economics y coautor del estudio Advanced Maternal Age and Offspring Outcomes.

¿Qué pasa con el futuro?


Es un poco más difícil pensar en el futuro cuando eres una madre a los 40. Sin embargo el ser padres a esta edad también te pone a pensar mucho en tu propia salud. Es muy probable que te cuides mucho más porque tienes que estar ahí para tus hijos. No te queda otra opción más que hacer lo mejor que puedas y enfrentarte a todo lo que viene con el embarazo geriatrico.

Probablemente no voy a estar cerca para sus 50 o 40 cumpleaños pero espero darles la mejor vida que yo pueda. Ese es el pensamiento que me dio fuerza cada que me daba un bajón anímico.

Preclampsia, el problema que muchas embarazadas están teniendo hoy en día

La crianza va a ser dura

Es probable que pienses en qué va a ser de ti durante la crianza ¿Puede una madre geriátrica hacer malabarismos con el bebé y con otros problemas de la mediana edad, como el cuidado de los padres, el éxito profesional y la montaña rusa hormonal de la perimenopausia?

Creo que sí, solo tienes que tener una buena actitud y recordar que no eres dios para poder hacerlo todo. Creo que es importante recalcar que para este momento tu estabilidad emocional , física y económica puede ayudarte mucho a sobreponerte.

Hay que decir que cada vez más mujeres tienen hijos a los 40. Esperamos a tener una relación más estable, una buena educación. Completar nuestra carrera y tener un mayor poder adquisitivo.

Este video te puede gustar