10 malos hábitos que están dañando tu cerebro

El cerebro es, sin lugar a dudas, nuestra fuente de vida.
El corazón lo resucitamos y hasta trasplantamos, pero el cerebro… ¡Es otra historia!
Como aún no sabemos reparar un cerebro, te enseñamos a cuidarlo desde hoy.

Recuerda que, más vale prevenir que lamentar.

No desayunar

giphy_minionhunger

Esta costumbre es pésima, comienzas diciendo que sólo pasa una vez o en casos aislados pero termina siendo un hábito. Piénsalo bien, tu nutrición e hidratación afectan directamente a tu cerebro. Después de pasar tantas horas dormida, que de verdad espero sean mínimo 8 horas, necesitas nutrientes para tener energía con la cual comenzar tu día. Si te acostumbras a comenzar tu día sin fuente alguna de energía, a la larga puedes causar que tu cerebro se degenere.

Sobrereaccionar

giphy_drama

Hacer que toda tu vida sea una montaña rusa de emociones te va a pasar la factura tarde o temprano. Tanta dureza engrosará tus arterias y la disminución mental será inminente.

Fumar

giphy_angiesmoking

¿Acaso hay peor hábito? No por sonar como las advertencias de la cajetilla, pero lo sabes. Fumar no te trae nada bueno, la calma temporal que te produce es sólo temporal y créeme que requiere mucha más fortaleza mental lidiar con el estrés sin “ayudas”. Por si fuera poco, fumar hace que pierdas volumen cerebral lo cual te hace propensa al Alzheimer.

Azúcar en exceso

giphy_sugarrush

Como dijimos, el cerebro requiere de nutrientes. Pero el azúcar puede interrumpir la absorción de proteínas y nutrientes necesarias para el correcto desarrollo de tu cerebro.

Contaminación

giphy_pollution

¿Sabes qué órgano de nuestro cuerpo necesita más oxígeno para funcionar? Correcto, nuestro cerebro. Respirar aire que no está limpio disminuye tu absorción de oxígeno. Así que hasta la contaminación puede afectar tu desempeño diario, haciéndote sentir cansada.

Dormir poco

giphy_fallasleep

Nuestras horas de descanso funcionan como un “reseteo” de nuestro cerebro. Es de vital importancia que no te saltes tus horas de descanso. Dormir ocho horas permite que las neuronas vivan por más tiempo. Dormir te permite estar más fresca para tus actividades cotidianas, puedes tener mejores ideas y ser mucho más productiva.

Dormir con la cabeza tapada

giphy_catsheets

A ver, recordemos las clases de la escuela. Respiramos aire, nos quedamos con el oxígeno y exhalamos dióxido de carbono. Cuando pones una cobija sobre tu cabeza, creas una especie de cápsula llena de dióxido de carbono. En estos momentos, tu cerebro está súper ocupado reparándose y preparándose para el día siguiente. ¡Imagínate si le cortas su suministro de oxígeno! Pruébalo y me dices cómo te sientes.

No descansar cuando te enfermas

giphy_phoebecough

Un cerebro cansado no es efectivo. Si te pones a trabajar demasiado o a estudiar estando enferma, vas a ser poco efectiva en ello y podrías hasta causar daño.

Conversar poco

giphy_quietstephen

No se trata de ponerte a echar el chisme, se trata de buscar conversaciones estimulantes que te enseñen algo o te pongan a desarrollar tu lenguaje. Finalmente, son un método de aprendizaje y el aprendizaje siempre estimula al cerebro.

Nuestra mente es nuestra posesión más valiosa.
¡No dudes de cuidarla! No tienes nada que perder, y tienes todas para ganar. 



Este video te puede gustar