Tendencias que seguiste y ahora te dan vergüenza

Qué bonitos recuerdos los del 2000. Aquella época en la que estaba de moda lucir el ombligo, hacerse cola y dejarse dos secciones de cabello al frente y usar boinas. Seguramente mientras lees esto te estás diciendo: “¡Ay, Dios mío! ¿Cómo me permitiste hacer eso? No te sientas mal, creo que casi todas las personas llegamos a seguir tendencias que ahora nos dan vergüenza. Para refrescar tu memoria, ¿qué te parece si hacemos un viaje en el tiempo?

Dos pelitos como “fleco”

Disculpa que te lo recuerde, pero es que al menos yo crecí viendo a muchas chicas con esos pelitos al frente. El plus es que tuvieran mucho gel para que no se movieran de lugar, ya que el peinado se estropearía. Es decir, las chicas los lucía con seguridad y confianza, de modo que no había cabida para la vergüenza.

Peinados elaborados y estirados

Y si seguimos hablando de cabello, tenemos que recordar esos peinados tan elaborados y súper tensos. El gel y el fijador era dos de los aliados para lograr esos looks, que quedaron atrás para darle paso a peinados sofisticados.

Prendedores llamativos

Y no sólo se trataba de los peinados, sino de los prendedores que se usaban. Para nada aplicaban la de “menos es más”; al contrario, las chicas se ponían un sinfín de pinzas, donas y ligas. Y si eran de colores, ¡pues mucho mejor!

Mechones y extensiones

Y si no querías llevar el cabello recogido, lo mejor era tenerlo suelto y con extensiones y mechones. No importan cuál eligieras, ambos looks tenían algo en común: los contrastes eran muy evidentes. Los mechones no se veían tan mal, pero las extensiones se veían muy falsas.

Cejas delgadísimas

Sin duda, creo que esta es una de las tendencias que más dolor causa con sólo recordar. Bien dicen que las cejas enmarcan el rostro, pero si uno se quitaba casi todas las cejas, ¿cómo iba a lograr eso? Algunas artistas que siguieron esta tendencia son Cristina Aguilera, Megan Fox, Demi Lovato y Jessica Alba, por mencionar. Gracias a Dios, rectificamos el camino porque ahora las cejas gruesas reinan.

Collares

Estos collares son de los más emblemáticos de aquellos días. El negro era básico, pero había de muchos colores e incluso fluorescentes. Uno no se veía mal, pero algunas personas usan hasta tres. Se podría decir que este accesorio se volvió a poner de moda, pero de una manera más chic: “choker”.

Donas de cabello como pulseras

Cómo olvidar estas donas de cabello que sí eran usadas en el cabello, pero sobre todo en las muñecas como pulseras. Los diseños eran variados: de flores, lunares y  animales. Incluso había tejidas. Lo peor del caso es que las chicas las usaban en todo momento, haciendo que sus looks perdieran todo el encanto.

Siempre luciendo el ombligo

Las it girl del momento fueron las pioneras de esta tendencia. Mientras más piel se lucía, era mejor. Las famosas usaban este look para toda ocasión sin vergüenza alguna, de modo que los outfits elegantes y sofisticados quedaron en segundo plano.

Este video te puede gustar