Viste como una diva a tus 30, ¡sintiéndote de 20!

Cumplir treinta años no es nada fácil, menos si eres mujer. Al llegar a la tercera década debes cuidarte más que antes. Subes más rápido de peso, el cabello se cae con frecuencia y la piel empieza a pasarte factura si nunca la cuidaste. Y eso no es todo. Una vez que llegas a la edad adulta hay varias cosas que debes dejar atrás, ciertas prendas que ya no van contigo. No te apures; no todo el panorama es negativo. Puedes vestir como una diva a tus 30 años pero sentirte de 20.  Con estos sencillos tips puedes tener lo mejor de ambos mundos y lucir como una diva: hermosa.

Viste como una diva a tus 30, pero no dejes de sentirte de 20

Una vez superada la crisis de la edad, hay una regla que la recién entrada a treintena debe considerar. Aunque parezca una contradicción, conserva en tu guardarropa aquellas prendas que sigan haciéndote sentir como una veinteañera. Conserva tu ropa en buen estado y deshazte del resto. No tienes que eliminar todo de golpe, puedes hacerlo poco a poco. El chiste de tener 30 es adaptar cualquier prenda a nuestro estilo personal.

Renueva tu armario con la sabiduría de una mujer adulta

Algo que vas a extrañar de los alocados veinte es que ya no podrás renovar tu guardarropa como se te daba la gana. Las responsabilidades en esta etapa de tu vida son aún mayores. Ha terminado una faceta de tu vida. Tienes que empezar a ahorrar para tu futuro, incluido tu nuevo guardarropa. De ahora en adelante debes adoptar una nueva filosofía cada vez que vayas de shopping. Nada de usar y tirar. Sustituye esa forma de pensar por: “mejor gasto un poco más para que me dure más tiempo”. Elige prendas que puedan durar más de una temporada.

Reconoce las prendas que toda mujer de 30 debe tener en el armario

Existe una norma no escrita que dice que a partir de los treinta todas deberíamos atesorar un bolso que podamos heredar a nuestras hijas. También una cartera en excelentes condiciones, una fragancia que nos identifique, un color de labios preferido, una joya que no se oxide y unos zapatos clásicos de tacón. Yo añadiría lencería que te haga sentir bella siempre, una gabardina, una camisa blanca y un pantalón de vestir hecho a la medida. Con estas prendas y accesorios, lucirás como una diva sintiéndote de 20.

Este video te puede gustar