Vestirte o pasar el día en pijama cuando haces home office

Tenemos que hablar de trabajo en casa. Lo que para muchas es novedad para algunas ya es costumbre. Por eso nos sentimos con la responsabilidad de darte algunos tips para que no mueras en el intento de hacer home office. Así que aquí vamos… pasar el día en pijama noo porfavor.

Quedarte en pijama es una pésima idea

Trabajar en cama puede ser delicioso… por unas horas. Pero conforme pasan las mismas y el sol sale como todos los días fuera de tu ventana el calor aumenta y vas a tener que quitarte esa pijama. Quedarte en pijama es una pésima idea pues te da la sensación de estar de vacaciones. Esto afecta tu ritmo y concentración.

Usa la ropa que usarías a diario o quédate con la más cómoda

Para sentirte en una vibra productiva tienes que vestirte como si tuvieras un día normal en la oficina. Ya que si no lo haces, es probable que acabes en ropa deportiva toda la semana. Lo cual suena muy tentador, pero al final no es lo ideal. No lo es porque va a afectar tarde o temprano tu humor y productividad. Además recuerda que usar pura ropa deportiva puede generar infecciones vaginales.

Cómo hacer home office sin morir en el intento

Maquíllate y haz lo de todos los días

Y en este momento pensarás…. pero nadie me va a ver. De la chica que pasó 2 años sin depilarse la ceja, porfa maquillate. Si te vas a ver tú, en el espejo, en el baño. Sentirte bonita ayuda a mantener tu estado de ánimo elevado. Así que no inventes excusas.

Y los viernes nos quedamos en pijama

Por supuesto que puedes intentar hacerlo un día. No va a pasar nada, solo te sugiero que no lo vuelvas el pan de cada día que eso si puede afectar anímicamente. Pasa el día haciendo tu actividades de forma normal. Verás que si te concentras podrás ser mucho más productiva. De hecho hasta podrías hacer muchas más cosas y consentirte al final de la jornada laboral con una mascarilla, ejercicio o hasta viendo una película.

Pijamas hermosas con las que puedes andar en casa

Este video te puede gustar