Cómo vestir para tener el trabajo que quieres

Hablando de conseguir todas tus metas este año ¿cómo va todo? Buscamos el cambio cada cierto tiempo esperando que la vida nos conduzca hacia el éxito. Lamentablemente las cosas no vienen solo pidiendo al universo que te las dé, la intención debe ir de acuerdo a tus acciones. Así que te voy a ayudar con algo de perspectiva para que el día de mañana consigas el trabajo que quieres. Es sencillo con solo cambiar un poquito tu mentalidad y la forma como te vistes.

Si quieres que los demás te tomen en serio, empieza por tomarte en serio a ti misma

 

La primera regla para que conseguir el éxito es ser congruente contigo misma. Es decir, ¿cómo esperas conseguir esa fabulosa gerencia o aumento si te vistes y actúas como una oveja cualquiera? En esta vida puedes elegir ser oveja o león, depende de ti. Vístete y actúa como si ya tuvieras esa gerencia, gasta un poquito más de tiempo y dinero en tu imagen. Este solo es un paso inicial para que las puertas se abran. Recuerda que nos guste o no, siempre hay personas juzgando nuestro aspecto todo el tiempo.

Escoge 3 palabras con las que te identifiques en el día

Cada día al despertar escoge quién quieres ser. El día de hoy te puedes sentir: poderosa, sexy y empoderada. Mírate al espejo. ¿Eso es lo que estás reflejando en este momento? Si no lo es, entonces regresa y cámbiate. Sé congruente con tu imagen, no hay truco más practico para conseguir lo que quieres.

Vístete conforme a tus metas

Primero que nada, no puedes ir por la vida esperando a ver qué manzanas se caen del árbol para recogerlas. Si lo que buscas es un aumento, tener tu propio negocio o bien conseguir un puesto en otra compañía, fija tus metas y planifica conforme a esto. Si pretendes ser jefa de tu departamento, lucir jeans descoloridos y t-shirts básicas todos los días no te va a ayudar en nada. Equilibra tu outfit para lucir como una jefa, de esta forma darás el mensaje correcto a quien puede promoverte a ese puesto. Consigue el trabajo que quieres en menos tiempo, usando tu armario a favor.

Separa tus prendas en 3

La moda no se trata de un montón de reglas superficiales. En realidad es una forma de determinar tu estilo de vida. Habiendo dicho esto, ¿tu guardarropa refleja lo que quieres en tu vida? Tener un montón de pants sin chiste y playeras holgadas para andar en casa ¿te hace feliz? En este punto es necesario que dividas tu armario en tres: trabajo, vida amorosa y vida en general. Separa la ropa de acuerdo a estas categorías y así podrás conseguir lo mejor de los tres mundos. Ninguna de estas secciones tiene necesariamente que mezclarse.

Dale prioridad a la ocasión

Para obtener el trabajo que quieres, tienes que honrar siempre la ocasión. Es decir, saber muy bien a qué lugar te diriges y cómo vas a ir vestida. Busca siempre ir de acuerdo a la ocasión, haciendo caso a las reglas de etiqueta. Por ejemplo: en la oficina es indispensable que omitas los grandes escotes, las prendas transparentes y las faldas mini. De no hacerlo enviarías el mensaje equivocado, y podrían interpretar que eres poco profesional.

Recuerda que la moda puede ser una herramienta para conseguir todo lo que quieres.

 

Este video te puede gustar