Cómo usar la falda lápiz que más favorece a tu cuerpo

Hay ciertas prendas que favorecen tanto a nuestro cuerpo, que parece que tenemos una figura de ensueño.
Claro que, como toda,s tenemos un cuerpo diferente, necesitamos algunas variaciones para que realmente se ajuste a nuestro cuerpo a la perfección.
La falda lápiz es una de estas maravillosas prendas y te enseñamos las variaciones perfectas para ti. Obviamente a los cuerpos de reloj de arena, ¡todo les queda! Veamos qué le queda a los demás cuerpos…

Cuerpo triángulo invertido

faldalapiz_V

En este tipo de cuerpo, tus hombros son más anchos que tu cadera. Por lo tanto, necesitamos darle volumen a tu cadera para que tu cuerpo adquiera proporción. Una gran opción para lograrlo es una falda lápiz tipo peplum. Además, puedes hacer énfasis en tus curvas con una falda a la cintura.

Cuerpo triangular

faldalapiz_A

En este tipo de cuerpo tus caderas son muy pronunciadas y más anchas que tus hombros. De hecho, es muy probable que tus hombro tiendan a formar una línea descendente. Por lo tanto, necesitamos llevar volumen a tus hombros para equilibrar tu figura. Para tus caderas, cualquier forma de falda lápiz la favorecerá. Sólo procura usar colores obscuros y evitar los estampados en lo posible. Para tus hombros, busca complementar tu look con una blusa de rayas horizontales u hombreras en colores claros, para dar un poco más de volumen.

Cuerpo columna

faldalapiz_H

En este caso, tus hombros son prácticamente igual de anchos que tu cadera y tu cintura casi no está marcada. Así que lo que necesitamos es abrazar tus curvas. Para ello, resaltaremos tu cadera y tus hombros. Así que tus mejores opciones de falda lápiz son las envolventes o las peplum. Respecto a las blusas, busca una pieza entallada cuyo escote dirija la atención a tus hombros. Puedes usar colores claros y estampado por igual para intentar generar e volumen adecuado.

Cuerpo Oval

faldalapiz_O

Mi parte favorita, las chicas curvy. Chicas, mucho tiempo se ha dicho que en tallas extra ninguna prenda debe ser entallada. ¡Qué gran mentira! No te preocupes, ya hemos superado la época de las tinieblas y seguro hay una falda lápiz esperándote en una tienda. En este caso, tu cintura no está marcada. Así que necesitamos prestarle más atención. Busca una falda tubular, es decir que abrace tus hermosas caderas pero caiga recto a partir de ahí. Si abrazamos tus piernas podemos hacer que parezcan demasiado pequeñas, pero si dejamos que caiga recto, lograremos que se vean más torneadas. Busca una pretina que ciña tu cintura sin ser demasiado ancha.

¿Cómo es tu falda lápiz favorita?



Este video te puede gustar