Trucos para eliminar el mal olor de los zapatos ¡de una vez por todas!

 ¿Tus zapatos apestan tanto que no los aguantas? ¿Los has lavado más de una vez pero el mal olor no se les quita? Tal vez no estás empleando estos trucos super efectivos para eliminar el mal olor de una vez por todas. ¿No me crees? ¡Inténtalo y verás!

Con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene muchísimas aplicaciones. Una de ellas es eliminar el mal olor en los zapatos. De hecho, yo diría que no puede faltar un frasco de bicarbonato de sodio en tu casa. En serio es un producto indispensable que te salvará de cualquier apuro. Tan solo basta con esparcir una cucharadita de bicarbonato de sodio muy bien sobre toda la plantilla del zapato. Deja que actúe durante toda la noche para deshacerte del mal olor de una vez por todas. Notarás una gran diferencia en la mañana siguiente.

Talco

Hay dos opciones para eliminar el mal olor usando talco para pies. Aplica un poco de talco sobre las plantas de tus pies antes de usar tus zapatos, de esa manera evitarás el exceso de sudoración. Por otra parte, puedes esparcir una cucharadita de talco sobre las plantillas de los zapatos y dejarlos reposar hasta que vuelvas a usarlos. Claro, debes quitarles el exceso de talco antes de usarlos y ¡listo! El talco habrá absorbido cualquier olor desagradable de tus zapatos favoritos.

Planta de lavanda

Aunque no lo creas, la planta de lavanda es buenísima para deshacerte de los malos olores. Coloca unas cuantas hojitas de la planta de lavanda sobre las plantillas de tus zapatos. Después deja tus zapatos al aire libre para que el aire fresco elimine las bacterias. Déjalos reposar durante todo un día y al día siguiente tendrás tus zapatos oliendo a fresca lavanda.

Cáscara de cítricos

Esta vez No tires la cascara de naranja, limón ni toronja pues sabemos que absorben los malos olores. Coloca algunas cáscaras de alguno de estos cítricos o de cada uno de ellos sobre las plantillas de tus zapatos. Déjalos reposar durante toda la noche y ¡listo!

Este video te puede gustar