¿Eres de estilo tradicional o elegante?, ¡no son lo mismo!

Hablando de estilos en cuestión de imagen personal existen siete. De estos, uno es el tradicional y otro el elegante. Ambos estilos son distintos aunque pueden llevarse de la mano. Sin embargo, es probable que solo pertenezcas uno de ellos. Averigua si tu estilo es tradicional o elegante.

Tradicional

Las personas de estilo tradicional generan mucha confianza. Tienen ropa muy clásica que denota una sobriedad innata. Son personas correctas y respetables ante los ojos de los demás. Les gusta la sobriedad y lo reflejan en su forma de vestir. Una persona de estilo tradicional o clásico incluye en su armario:

  • Ropa sastreada y muy sobria. Ningún corte extraño; es ropa que queda bien pero no tiene nada de innovación.
  • Colores sobrios. Normalmente suelen tener mucha ropa negra, azul marino, gris y café.
  • Estampados super clásicos. Tienen ropa estampada a cuadros, pata de gallo y otros estampados escoceses.
  • Zapatos sobrios. Por ejemplo: stilettos o bien, tacones bajitos en colores clásicos. Botas altas sin tacón estilo jinete en colores café o negro.
  • Prendas de escote discreto. Difícilmente hay una blusa o vestido de escote pronunciado o una falda que enseñe un poquito de más.

La ventaja de este estilo es que genera una gran confianza y, por lo tanto, quienes lo portan suele ser personas responsables. Su vestimenta también puede inspirar poder. La desventaja de este estilo es su falta de innovación, pueden lucir aburridas y apagadas. No son muy propensas al cambio ni tampoco a la flexibilidad.

Elegante

El estilo elegante es muy diferente al tradicional. El estilo elegante es muy sencillo de distinguir. Quienes lo usan son personas con un porte innato. Su forma de caminar y hablar se distingue de las demás. Además, son chicas con gustos muy refinados, vestidos con cortes sofisticados, sacos con la cintura marcada, prendas que tienden a resaltar la figura femenina. Las mujeres elegantes tienen en su armario:

  • Vestidos con cortes muy favorecedores, con líneas muy pulcras y muy pocos adornos.
  • Colores sobrios, y en algunas cuantas prendas colores vibrantes
  • Prendas a temporales de mucha calidad. Quienes lo adoptan saben que la ropa de marca tiene mayor calidad y suele durar más tiempo.
  • Zapatos muy sobrios de tacón pequeño. Contrario a las mujeres de estilo tradicional, las de estilo elegante puede aceptar cortes un poco más innovadores e incluso tacones más altos.
  • Escotes pulcros y faldas de todos tamaños.
  • Siempre se visten de acuerdo a la ocasión.

La ventaja de este estilo es el poder que refleja, así como el porte y la forma en la que se distingue de los demás. Denotan autoridad y liderazgo. El riesgo de este estilo es lucir demasiado inaccesible, porque reflejan un estatus alto económicamente hablando.

Este video te puede gustar