Tipos de minifaldas y maneras de usarlas para cada ocasión

No importa si hace frío, es imposible dejar minifaldas. Según el tipo que elijas y con qué la combines, puedes obtener un look sexy, fresco, coqueto o tierno. Si no estás segura de cómo armar tus combinaciones, checa nuestras propuestas para cada ocasión.

Minifaldas de denim

Las faldas de denim tiene un estilo casual, fresco y juvenil. Son versátiles y las puedes combinar con blusas lisas o estampadas, chamarras y suéteres. Son perfectas para un día de campo o de playa, pero puedes usarlas para efectuar tus actividades cotidianas.

Minifaldas con flores

Si tu falda tiene un estilo casual, úsala en las salidas casuales. Pero si son formales, son perfectas para reuniones o un almuerzo especial con tu galán. ¿Cómo diferenciar si es casual o formal? Sólo fíjate en la textura de la tela; las faldas con caídas más ligeras suelen ser casuales, mientras que las de tela dura son formales. Observa si el estampado es en colores claros u oscuros. Los primeros son geniales para usar en el día y los segundos a partir de la tarde.

Minifaldas pegaditas

Por lo general, estas faldas son geniales para las salidas nocturnas. Sin embargo, eso no quiere decir que no las puedes usar en el día. De hecho, sin tiene encajes o detalles femeninos, son geniales para actividades matutinas. Por cierto, si son de cuero tienes dos opciones: que las complementes con prendas formales o informales. En el primer caso, estarías lista para un salida con tus amigas o galán. En el segundo caso, podrías tener un outfit más locochón, que es idóneo para un concierto.

Minifaldas amplias

Para mí, estas son las minifaldas más elegantes y sofisticadas. Todo es cuestión de que complementes tu look con blusas que, de preferencia, no sean anchas, sino ajustadas. De esta manera lucirás equilibrada y destacarás tu cintura, que es otra de las ventajas de estas minifaldas.

Este video te puede gustar