Qué tipo de compradora eres, ¡descúbrelo!

Todas las mujeres somos compradoras. No hay ninguna que no disfrute de las compras y de estrenar todo lo que ha comprado. Aunque no todas tenemos el mismo estilo cuando salimos de shoping. Hay algunas chicas que piensan mucho antes de hacer su compra, mientras que otras lo hacen por impulso, sin pensar en que esto podría traerles consecuencias después. Descubre aquí qué tipo de compradora puedes ser.

Compradora compulsiva

Las compradoras compulsivas son las que no se miden en su manera de comprar. No les importa tener una deuda importante con tal de saciar sus necesidades de compra y de moda. Las compulsivas no tienen ningún tipo de problema al hacerlo, así como tampoco tienen una razón para ello. No es que ellas necesiten un motivo real para comprar, incluso adquieren prendas y accesorios que tal vez no se usen nunca.

Las organizadas

Las compradoras organizadas son un poco más coherentes en sus adquisiciones. Incluso puede que programen su día de compra para tenerlo en cuenta. Esto sucede mucho en las mujeres que trabajan largas jornadas. Además, sus compras van muy apegadas a sus necesidades diarias. Adquieren, por ejemplo, ropa para sus días de trabajo y otra para los fines de semana. Suelen asignar un presupuesto para lo que piensan gastar, aunque a veces superan esa cantidad si la ocasión lo amerita.

Comprar solo cuando es realmente necesario

La compradora por necesidad es de las más conscientes en sus niveles de consumo. No llevan objetos que no sean necesarios y que saben que van a usar. Si necesitan un par de zapatos para algún evento, los compran. De igual manera, si sus zapatos de diario sufren un daño, los reemplazan. Aunque no son de las que compran solo porque les gustaron o “por si acaso”.

Las que solo compran en ofertas

Antes que nada, no tiene nada de malo querer ahorrar un poco de dinero durante el shopping. Sin embargo, solo comprar en temporadas de oferta te lleva a limitarte en las opciones de prendas y tallas. Seguro te ha pasado que no encuentras zapatos de tu número o ropa de tu talla a finales de temporadas. Además, cuando tienes la posibilidad de estrenar tu ropa, seguramente la temporada y el clima ideal para las prendas haya pasado.

¿Y tú qué tipo de compradora eres?

Este video te puede gustar