Texturas que debes evitar si eres una chica curvy

Hoy en día se vale combinar texturas diferentes para obtener un estilo de 10. Sin embargo, aunque algunas son muy lindas, no le favorecen a todas las siluetas. El objetivo de armar un buen outfit es lucir más que bien, ¿no crees? Así que si tu eres una chica curvy, estas son las texturas que debes evitar.

Satín

El satín es una textura que va y viene. Ha estado de moda varias veces, se ha ido pero después regresa. Y sí, luce muy bonita en la mayoría de las prendas. ¿Por qué si eres una chica curvy no te favorece? Debido a que es una textura muy ligera y holgada, no te favorecerá porqué no dejará tus curvas al descubierto. Le dará una apariencia muy cuadrada a tu figura. Una opción es utilizar una faja para que marque más tus curvas y así puedas lucir esta textura. Sin embargo, sí detestas las fajas entonces lo mejor es evitarla.

Terciopelo

Me encanta la textura de terciopelo. En mi opinión es una tendencia que debería quedarse. La encontrarás en donde sea, desde en prendas de ropa hasta en zapatos y accesorios. De hecho, esta textura le favorece más a las chicas con pocas curvas porque le da un poco más de volumen a su cuerpo. Una chica curvy tiene el efecto contrario, porque cualquier “rollito” se puede asomar y darle una forma nada favorable a tu figura. Te recomiendo usar esta textura en faldas lápiz, midi, chamarras, chalecos, bolsos y zapatos.

Rayas horizontales

Podrán ser un básico, sin embargo las rayas horizontales te harán lucir con unos kilos de más, seas una chica curvy o una delgada. Además, es mucho peor cuando las rayas son muy anchas en la prenda y si son de un color más claro sobre un fondo oscuro, como por ejemplo negro con blanco. Para no caer en la trampa de este estampado, yo te recomiendo que optes por las rayas verticales en tus prendas.

Estampados geométricos

Aquellos estampados con círculos o cuadrados muy grandes te harán lucir con kilitos de más. Opta por los estampados más ligeros y pequeños en prendas inferiores.

Este video te puede gustar