Quantcast

Soluciones para que los zapatos no te lastimen

Por  |  0 Comments

Cuando una mujer es amante de los zapatos y de los tenis, le conviene usar todo tipo de diseños para saber cuáles le gustan y cuáles no. Además, debe prevenir que estos dañen sus pies. En ciertas situaciones, el calzado suele ser tan duro que ocasiona imperfecciones y cortadas que impiden la comodidad y, por ende, caminar con estilo. No permitas que una mala compra afecte tus pies y te impida sentirte libre. Pongo al descubierto las soluciones para que los zapatos no te lastimen más y puedas andar por todos lados.

Antes de usarlos

Cuando compramos zapatos nos dejamos influenciar por el diseño, más no por la comodidad, menos por el material. Nos importa tanto deslumbrar con nuestro caminar, que en lo último que nos fijamos es en el espacio que tienen los pies. Muchas personas compran zapatos una talla menor o mayor a la que normalmente usan sin percatarse de que esto les puede causar un grave daño. Las caídas y una mala postura al caminar se derivan, muchas veces, de un calzado de talla inadecuada. Es importante que antes de comprar zapatos los pruebes y te asegures de que son de un material suave y que no te apriete. De no ser así, compra un spray para aflojar la horma.

¡Auxilio, mis zapatos me lastiman!

Por alguna razón no hiciste lo anterior, entonces es momento de solucionar. En tu bolso lleva curitas para sellar tus dedos o talones en caso de que te roce el zapato. También, utiliza taloneras y protectores de dedos para evitar deformidades en los pies. En la medida de lo posible, adquiere plantillas o taloneras para evitar rozaduras o la formación de callosidades. Si el calzado te aprieta mucho, lleva contigo unos flats de bolso. Estos son zapatos muy flexibles y suaves que se pueden enrollar para llevarlos en el bolso.

¿Qué haces cuando los zapatos te lastiman y no estás en casa? Cuéntanos.


Este video te puede gustar