Señales de que es hora de renovar tu lencería ¡pero ya!

La ropa interior y la lencería son prendas muy importantes que toda mujer tiene en su armario. Sin embargo, es importante que sepas cada cuánto debes renovar tu lencería. De esta manera lograrás que esté siempre en óptimas condiciones.

Cómo saber cuándo renovar tu lencería

No existe una regla escrita sobre los cuidados que debes tener con tu ropa interior y tu lencería. Pero sí hay señales que te pueden indicar cuando debes hacer un cambio. Debes tener presente que la lencería está en contacto con tu piel, por lo tanto es necesaria mucha higiene.

Elásticos vencidos

Podrás tener unas panties favoritas, pero siendo sincera, no te sirven de mucho cuando los elásticos se han vencido. Tampoco es muy buena idea que estés levantando tu prenda cada cinco minutos cuando sientes que va para abajo, eso no es comodidad. Lo mismo pasa con el elástico de los sostenes. Cuando la banda del sujetador ya no sujeta bien, el propósito de la prenda se pierde.

Tela gastada o encaje roto

Es normal que por el roce continuo entre la piel y las demás prendas, la ropa interior se desgaste. Incluso puedes percibir la aparición de bolitas sobre la tela, lo cual indica desgaste y por lo tanto la prenda ya no está en condiciones de uso. Además, dentro de la lencería sensual, la mayoría de las prendas se componen de encaje. Esta tela es delicada, por lo que debes tomar precauciones al lavarla. Jamás debes meter estas prendas a la lavadora, debes lavarlas a mano.

Broches

Específicamente, los broches o breteles se encuentran en los sostenes. Cuando dejan de ajustar lo suficiente o ya no cierran como deberían es necesario cambiar la prenda.

Con estos consejos lograrás tener en buen estado tu lencería.

Este video te puede gustar