S.O.S Vestido de coctel, ¿cómo se usa?

Un vestido de coctel se utiliza en eventos de media etiqueta. Es el acompañante perfecto de un frac, esmoquin o un chaqué.

A todas nos ha pasado. Te piden que vayas vestida de coctel y en el mejor de los casos piensas en un vestido corto negro y en el peor de los casos: “¿qué demonios es eso?”. Es una de esas cosas que se supone que todas las mujeres deberíamos conocer. Sin embargo, siendo realistas muy pocas veces se da la ocasión para tocar el tema. No hay razón para cundir en pánico, después de leer esto sabrás cómo, cuándo y dónde utilizar un hermoso vestido de coctel.

¿Qué es un vestido de coctel?

vestido-de-coctel-1

Es un vestido para el día y la noche. Es corto: se lleva a la altura de la rodilla o un poquito más abajo. A diferencia de un vestido corto normal, el de coctel suele tener una tela más vistosa o un diseño más llamativo. Aunque muchos diseñadores juntan el concepto de vestido corto con el de coctel, este es más sofisticado.

Este vestido tiene varias características:

  • Es corto, pero nunca demasiado arriba, ni tampoco muy abajo.
  • El tipo de tela de que está confeccionado va de acuerdo a la ocasión y temporada. Aunque puede ser de satín, seda, chiffon o telas vaporosas; con bordados, pedrería e incrustaciones.
  • Se caracteriza por su corte elegante y escotes discretos.
  • Si quieres un escote pronunciado puede ser en la espalda.
  • Los colores más atrevidos son para el día, mientras lo más luminosos y exóticos para la noche.

¿Cuándo se usa?

coctel-dress

El vestido de coctel es el comodín perfecto, pues se lleva para eventos de día y de noche. Sí vas a hacerte de uno de estos vestido lo más aconsejable es que lo elijas de telas que no sean demasiado brillantes, para que puedas utilizarlo en toda ocasión. Se combina con tacones, la mejor opción son los stilettos para darle el toque distinguido. Un pequeño bolso, como el clutch, es el complemento  ideal.

Este tipo de atuendo se puede llevar en cualquier fiesta semiformal. En bodas, bautizos, cumpleaños, graduaciones, cocteles, y también en otros eventos formales semejantes. Nunca los uses en fiestas de etiqueta en las que es más adecuado un vestido largo.

Este video te puede gustar