S.O.S: cómo comprar ropa sin acabarte la quincena

Lo sé: a todas nos encanta salir de shopping y cuando es quincena ni se diga. Lo malo es que muchas veces se nos va la mano y cuando menos lo pensamos ya estamos sacando la tarjeta de crédito. Lamentablemente, hay que actuar como adultos de vez en cuando y gastarte toda la quincena en ropa no es de una chica responsable. No te preocupes, voy a contarte algunos trucos que pueden ayudarte a lucir a la moda sin gastar demasiado: el secreto está en el color.

Collares y pulseras del color de temporada


Son tus nuevos mejores amigos. Si quieres un look a la moda pero no tienes mucho presupuesto es una gran opción. Una t-shirt básica o un little black dress con un collar en el color de moda y ¡estarás lista para salir! No lo dudes: los accesorios con colores de temporada son la mejor opción para verte arreglada sin gastarte toda la quincena.

 

Makeup llamativo


A lo mejor no te alcanza para el vestido que quieres, pero, ¿qué opinas de un lipstick en un color nuevo y atrevido esta temporada? Incluso un delineador puede cambiar todo tu look y hacerte ver como la más guapa.

 

Siempre compra con la cabeza 

Digamos que tienes un poco de dinero para gastar, busca una buena compra. Me refiero a prendas que te harán salir del apuro como un vestido liso, un saco negro, unos buenos jeans. Lo mejor que puedes comprar son prendas combinables, versátiles y duraderas. Te ahorrarán mucho dinero ya que no tendrás que comprar distintos looks para diferentes ocasiones.

Compra en verano lo de invierno y viceversa

Las prendas que usas en invierno son más baratas si las compras en verano. Un claro ejemplo de esto es comprar unas botas a mitad del verano, por ejemplo. Si no me crees, pruébalo. Mucha gente compra según la estación en la que está y deja de lado los productos para la temporada que sigue, por eso son más baratos.

No compres caro

No me refiero al precio. Una prenda es cara cuando no te dura o acaba arrumbada en tu clóset sin usar. Haz  cuentas. Busca una prenda que no salga de tu clóset, divide su costo entre el número de veces que te la has puesto en el último mes, eso te ha costado al día. Compáralo ahora con tus jeans favoritos. Por ejemplo, ves una prenda fluorescente divina en el aparador, super de moda, que never te vas a poner y no encuentras cómo combinar.

Ya deja de gastarte la quincena por favor y usa estos prácticos consejos.

Este video te puede gustar