Reglas para llevar tus tenis a la oficina

¡Por fin podemos decirle adiós a los incómodos tacones para ir a la oficina! Claro que nos gustan, pero si vas trabajar por horas o a andar de un lado a otro, es mejor estar cómodas. ¡Gracias, millenials! Además, nos encanta cómo se ven los tenis. ¿Quién hubiera pensado que los tenis iban a convertirse en un ícono de estilo y glamour? Así que aprovecha y lleva tus tenis a la oficina siguiendo estas reglas. Aquí están las claves para verte chic sin sufrir por usar zapatos incómodos.

1. Los tenis perfectos

Sí, son tenis, pero deberás tener los tenis adecuados. Para ir a la oficina no te vas a poner los mismos tenis que usas los domingos con tus jeans o los que usas para correr se que se ven deslavados. Así que si vas a usarlos muy seguido para ir a la oficina, tal vez valga la pena invertir un poco más en unos de calidad que combinen con todo. Recuerda, los blancos de piel nunca fallan. Sobre todo, límpialos bien para que se vean impecables cada vez.

2. Siempre con tobilleras

Ponerte calcetines al usar  tus tenis es super importante. No solo absorberán el sudor o la humedad, sino que evitarán las ampollas o lesiones. Lo mejor es que te compres calcetitas pequeñas o tines. Según tu outfit, decide si quieres que se vean o no. Hay tines que solo cubren el pie y nunca se salen. O si eres más creativa, elige unas calcetas con diseños cool que combinan de lujo con un vestido o falda.

3. Falda lápiz y tenis: combinación ganadora

La combinación ganadora para lucir un estilo, chic, formal y moderno es una falda lápiz con tenis. Elige tu falda lápiz o algún vestido entubado a la rodilla para ir a la oficina. Los tenis que selecciones no deben ser demasiado grandes ni llamativos, para que el toque femenino y elegante continúe dentro de tu oufit. Para darle más formalidad a tu look, elige un blazer, pero si deseas informalidad selecciona una chamarra de mezclilla.

4. El outfit negro nunca falla

Un outfit negro de pies a cabeza que incluya tus tenis favoritos es un look que nunca falla. Tú eliges el color de los tenis: blancos, grises, negros o hasta rosas. El punto es que los combines adecuadamente. Elige pantalones de corte alto o una falda o jumpsuit negro, junto con tus tenis. Lleva un blazer encima para darle un toque formal ¡y listo! Puedes complementar con un labial rojo y estás más que lista para brillar en la oficina. Además, pon atención a los accesorios, pues ahí está la clave para que tu look se vea más formal.

5. Vestido y tenis

El punto de llevar tenis a la oficina es que nuestro look se vea chic y con estilo. Así que la clave está en cómo los combines. Si los combinas con jeans y una blusa se verá como de cualquier domingo. Sin embargo, si te los pones con un vestido ¡se ven increíbles! Lucirás con mucho estilo; ayudará a que te tomen en serio en la oficina y logres todos tus objetivos. Uno a la rodilla para las ocasiones formales y un vestido floral para un viernes casual. Y si decides usarlos con pantalón, combínalos con un blazer o abrigo formal. ¡Cómo toda una “fashionista”!

Este video te puede gustar